EL MUSEO ROCSEN CON SU MAGIA NOS LLEVA A UN RINCÓN NETAMENTE FRANCES

FUENTE: REDACCIÓN RADIO DEL OESTE

El museo Polifacético Rocsen con su magia nos lleva a un rincón netamente francés, esta casa de historia es un arcón de sorpresas constantes, y cuando uno pisa su umbral puede viajar inclusive a otros continentes. El Valle de Traslasierra tiene un sinfín de lugares y puntos geográficos bellísimos, pero que sería del hombre sin su sabia capacidad de resguardar el paso del tiempo.

 


 

Nuestro valle es poseedor de un abanico impresionante de tesoros del tiempo, pero solo los visionarios como Juan Santiago Bouchon son capaces de adelantarse al tiempo. Allí en las sierras, en Nono donde algunos veían solo la nada, ahí entre piedra, sol y nubes él supo admirar que allí se construiría tal vez uno de los centros históricos más importantes del oeste cordobés.

El museo además de sorprendente a simple vista, al llegar a su morada uno se sorprende con la majestuosidad de su fachada, allí dentro hay rincones de historia, esta vez visitamos el rincón Francés.
En el mismo un piano nos invita tal vez a escuchar aquellas melodías del viejo continente, realizado en raíz de guindo (cerezo salvaje), en los talleres de Pape, ebanista, luthier y musicólogo que tenía sus talleres en París y Londres. Francia. 1800.
Este piano es único en el mundo; se hicieron tan sólo cinco del mismo modelo, todos conocidos y registrados, siendo el Rocsen el poseedor del único que quedó. Es una pieza única que recibió la primera medalla de oro en concurso de mobiliario y musicología en Francia, en 1830. (Esta sellado y fechado en su interior).
Con respecto a la calidad de la madera, es logro de familias de ebanistas que, de generación en generación, prosiguieron con las técnicas heredadas. Todos los años se arrancaba una serie de guindos y se plantaba otra. Para lograr los efectos de nudo llamados internacionalmente “Frise” se procedía de la siguiente manera: partiendo desde la semilla la planta alcanza el tamaño de un lápiz después de un año. Este brote se corta al ras en otoño; a la primavera siguiente nacerán 5 o 6 retoños que serán cortados de la misma manera al llegar el otoño. Esto se repetía año tras año, durante 50 o 60 años de forma que se lograba un matorral y no un árbol, provocando el desarrollo de una inmensa raíz. Esta plantación se realizaba en terrenos de humus, zarandeando para suprimir piedras y arena, lo que lastimaría las sierras a posteriori. Una vez arrancada la raíz se estacionaba en aguas corrientes en los ríos de montaña durante 40 o 50 años. O sea, que desde la plantación hasta la realización del mueble, pasaban aproximadamente cien años. Esto es sin duda una maravilla creada por el hombre, es fruto del tiempo y la genial creatividad, entregadas a la música y que hoy solo vive aquí en el Rocsen.-

0 Comments

Leave a Comment

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register