Defensa Civil, pocas aclaraciones y muchas incógnitas

vdx_SVF

FUENTE: VDX

Defensa Civil, pocas aclaraciones y muchas incógnitas, lejos de llevar tranquilidad para quienes tenemos un atisbo de preocupación en el valle, y ante la sola pregunta de si: ¿estamos capacitados o no para asistir a las víctimas en caso de catástrofe?

 

 

De la charla vertida y publicada en nuestro portal digital de noticias, nos quedan más intrigas que claridades, pues a las claras los responsables dieron detalles de lo que solo ya sabemos cómo básico.

Ante una emergencia la gente da aviso a la mayor fuerza protagonista, es decir Policía, siendo esta la fuerza mayor capacitada según los expertos, siguiendo en el orden de rango entra en juego Bomberos, y por último el resto de las fuerzas. Es decir, la gente siempre alerta a policía, como también lo hacen a bomberos, unos y otros en la asistencia son quienes deciden el procedimiento a seguir.

Pero… ¿en qué momento entra en acción Defensa Civil? Como ya lo explicaron cuando alguien de las dos fuerzas más actuantes, decide que el grado es tal que escapa a sus posibilidades de asistencia y allí dan parte a Defensa Civil.

La experiencia hace al hombre, y si él, no aprende de ella, estamos en serias complicaciones, de la historia nuestra sabemos que el estado y sus organismos no suelen efectuar este ejercicio. Para muestra, tenemos varios ejemplos, pero el más reciente es el sucedido en Bs. As., la muerte de ese más de medio centenar de argentinos no debe ser en vano.

Nos negamos a que sea así, si no sabemos qué escenario pisamos, o mejor dicho si no conocemos las condiciones y riesgos que afrontamos al elegir el valle para vivir, esto se convierte en una gran negligencia. No solo nuestra, sino de todo el estado en sí, que deja al libre albedrio que la gente haga y deshaga, construya y se instale a la margen de un río porque queda bonita la casa. La falta de planificación urbana, la falta de normativas, o lo que es peor la no implementación de normas de construcción hace de esto un verdadero coctel de complicaciones.

Según los responsables de Defensa Civil, la zona de Villa Dolores no reviste grandes peligros del tipo ambientas, es decir cotejando lo sucedido en Buenos Aires en nuestro caso, las áreas más complicadas son zonas que estarían muy bien estudiadas. Siempre se hablo de desastre desde solo en ámbito lluvia, y para eso no hay registros de tanta capacidad de descarga en tan poco tiempo.

Por tal razón identificamos al menos tres puntos importantes que nos preocupan y que nadie nos dice absolutamente nada en caso de que sucedan, nosotros los identificamos con la sigla: SVF, sismos, viento y fuego.

En el caso de S: sismos, nada se dijo, de que sucede en caso de un movimiento telúrico de más de 4° en la escala de Richter, cosa que puede suceder, tampoco se hablo como Defensa Civil actuaría en este sentido, como tiene entrenada a la sociedad para que responda para en, poco tiempo salvar su vida y la de su familia. Tampoco se sabe de zonas de refugio, o hacia donde debe dirigirse la gente, caminos alternativos, redistribución de transito, medios de comunicación de emergencia, bases, entre otros.

Siguiendo este análisis, tampoco se sabe si un movimiento puede llegar afectar alguno de los dos diques que cuenta el valle, es decir tierra arriba de Villa Dolores tenemos dos piletones que desaguan en esta región. Ni mucho menos si Defensa Civil, tiene considerado hipotéticamente si esto puede pasar, o al menos si existe algún calculo preliminar, y en caso de darse, cuales pueden llegar a ser las consecuencias.

Y por último si se quiere, la combinación V/F, Viento-Fuego que sucede en época de vientos, que sumado a los incendios que todos los años tenemos, cual es el plan a seguir, pues es lamentable que sigamos dependiendo del coraje de hombres que luchan cuerpo a cuerpo con el fuego, o de las escazas gotas de agua que arroja un avión hidrante. Siempre en este sentido se actúa solo contra el efecto, pero jamás se dice apuntemos a la causa en sí, hay que educar a la gente, hay que ampliar la campaña contra el fuego, jamás es poco todo lo que se haga para erradicar la ignorancia de todos. Si bien es casi imposible determinar cuando un incendio se dé, si podemos aprender de los tantos, si bien sabemos de la existencia de un mangrullo de vigilancia en las sierras, es cierto también que este sigue dependiendo de la presencia de la visión de un hombre. Sabemos que en la actualidad existen cámaras infla rojas de 360° de visión, que bien podrían monitorear en distintos puntos críticos las 24hs. nuestras sierras, y en caso de detectarse un alerta, el supuesto comando central verificaría el origen de luz de emergencia y sabría discriminar o considerar el mismo. Causa una verdadera angustia ver a los vecinos como ven que el fuego se acerca amenazante atentando contra sus bienes y vida personal, y lo que es peor ver como un grupo de hombres que arriesguen su vida. Es muy triste ver como la gente, los vecinos en muchos de los cosos se siente impotentes ante la orfandad de estrategias. Es muy triste ver como la gente, los vecinos en muchos de los cosos se siente impotentes ante la orfandad de estrategias.

Sin salir del país hay zonas también altanamente inflamables, que si bien cuentan con guarda faunas, también cuentan con carteles explicativos, relojes con los grados de peligrosidad de incendio, como por ejemplo en el Palmar de Entre Ríos, o en la Selva Misionera. Las alarmas visuales se montan sobre las arterias principales de cirulación cada una considerada distancia, allí se indica el grado de riesgo de fuego, y algo fundamental que la inexistencia del mismo es responsabilidad de todos nosotros. Saliendo del país se podrá seguramente aprender de países organizados y con amplia experiencia en el caso, hoy la tecnología nos permite achicar distancias, y estar ciento por ciento conectados, lo mismo que con una cámara que por micro onda puede transmitir a una central, como lo hacen en rutas y autopistas, entre tantos ejemplos.

Una sociedad no entrenada en desastre, es una sociedad vulnerable al siniestro, y facilitadora a cometer siempre errores con el afán de querer salir de inconvenientes naturales. Un estado y un sistema dudoso en reacción implica mayores pérdidas, la velocidad de reacción sumado al entrenamiento de todos los habitantes hace a la reducción de lesiones, y a una mejor capacidad de acción. A esta altura no sabemos, si contamos o no con un comité de emergencia general, a quien debemos responder y lo que es peor que debamos hacer. En el siglo de la información, debemos invertir en educar, entrenar a los más pequeños y a los estudiantes, a las familias enteras para poder hacer lo único que debemos hacer ante un desastre natural, solo SALVAR NUESTRAS VIDAS.

Queda mucho por saber, pero les dejamos entre tantas conclusiones una sola incógnita a analizar entre todos: ¿No deberíamos saber cuáles son los grados de alarma, como actuar ante las mismas, y lo mas impresindible, que deberíamos hacer en caso de desastre climático?-

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register