CONSTITUCIÓN DE QUERELLANTE PARTICULAR EN EL CASO “MARISOL Y LUZ”

A raíz de haberse producido alguna novedad en trámites judiciales por el caso de la desaparición de Marisol Rearte y su pequeña hija Luz Oliva, VDX dialogó con el Dr. Eduardo Adrián Cúneo, quien se explayó al respecto.

¿Ha presentado en la Fiscalía algo relacionado con este caso?

Asi es. En esta oportunidad tiene que ver con una nueva constitución en querellante particular, lo que nosotros entendemos que es un hecho completamente distinto. Las presentaciones anteriores denunciaban que Marisol Rearte había desaparecido contra su voluntad, como así también su hija. Eso en términos jurídicos significaría que estaríamos en presencia de un secuestro, tanto de la madre como de su hija.

Frente a esta hipótesis de investigación, la Fiscalía de Primera Nominación respondía que no había elementos para pensar que

La ausencia de Marisol Rearte fuera contra su voluntad y, por lo tanto, no había elementos para pensar en un secuestro. Ellos tienen elementos para pensar que la ausencia de la madre y la hija responde a una decisión voluntaria de Marisol. Entonces nosotros entendemos que existe un nuevo comportamiento punible que está vinculado al delito que castiga el impedimento de contacto del padre no conviviente. Es decir que cuando uno de los padres que tiene la tenencia de uno de sus hijos menores, no permite, obstruye u obstaculiza el contacto diario del padre que no convive, aparece automáticamente la posibilidad de un hecho delictivo que, precisamente, protege la vigencia constante y permanente del orden familiar.

Por lo tanto, aún en la hipótesis que piensa la Fiscalía de que la desaparición de Marisol es voluntaria, la Fiscalía tiene que intervenir porque nosotros hoy hemos hecho una denuncia en donde Damián Oliva entiende que él está siendo perjudicado por esta ausencia voluntaria en orden a tener un contacto diario, continuo y permanente con la menor. Ese es el objeto de la querella. En realidad nosotros no tenemos voluntad ni intención de perseguir penalmente a Marisol Rearte. Lo que sí tenemos objeto de decisión, intención y voluntad es de generar una movilización procesal en la Fiscalía, que entiende que hay un delito, ya sea que ha desaparecido en contra de su voluntad o porque ha desaparecido por propia voluntad.

En cualquiera de las dos situaciones hay un comportamiento perseguible, ahora de oficio también, con lo cual no es lo mismo la energía que pone el sistema persecutorio y toda la policía cuando están investigando a ver de qué se trata o a que empiecen a investigar o perseguir a responsables de un comportamiento delictivo, en el marco de una desaparición voluntaria o involuntaria.

¿Cambiará esto el futuro de la investigación?

A mí me parece que es la última alternativa para que la investigación se convierta en la persecución y búsqueda de pruebas para tratar de desentrañar qué paso con Marisol y su hija, que es en definitiva lo nos importa a todos. Me parece que esto es una muy buena alternativa procesal para poner en marcha la totalidad del sistema persecutorio, porque sin lugar a dudas, aún en la hipótesis de ausencia de voluntad que maneja la Fiscalía, estamos en presencia de un comportamiento delictivo.

¿Tanto usted como los familiares están conformes con el trabajo de investigación hecho hasta el momento?

Yo soy abogado de Damián Oliva desde el pasado miércoles. Voy a responder si estoy de acuerdo o no con el accionar de la Fiscalía, cuando vea que hacen con esto, porque me parece que con esta nueva alternativa que planteamos, no existiría ningún obstáculo o excusa que signifique que esto no se investigue con mayor energía o mayor decisión.
electron

0 Comments

Leave a Comment

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register