HOY EN HISTORIAS PARA LEER: “EL TRIUNFADOR”

Bernardo Antonio Bevilacqua fue un pianista cordobés al que le decían El Pibe de Oro, muy famoso en los años setenta, a fines de ese año y con solo 16 de edad formó su propio cuarteto, que sería un pilar de la historia del cuarteto cordobés.

Nacía el cuarteto Berna con un cantante de 15 años llamado Carlitos Jiménez, quien en 1971 abandona el grupo y es remplazado por Ariel Ferraris “el triunfador” quien debutó en Berna en noviembre de ese año. En 1972 Ariel Ferraris popularizaba el tema yo te veo desinflado, que fue disco de oro y otro éxito que todavía suena fue el tema “en la fiesta de Blas”. En el año 1976 Ariel comienza su exitosa carrera como solista, convirtiéndose rápidamente en un querido cantante popular.

El triunfador Ferraris nació en la localidad cordobesa de Pilar, cuando era solo un caserío, hoy una pujante ciudad. Hijo de un vendedor ambulante al que le decían Don Pepino que mantenía la familia vendiendo alimentos en un carro y mientras iba cantando en italiano hacia trueque por pollos, gallinas y verduras. A los 13 años ya vivía en Córdoba, se alojaba en un hotel de la calle San Jerónimo en el centro, luego se mudó con un hermano al barrio Los Plátanos y pasó un tiempo por el conocido Alto Alberdi hasta que conoció al amor de su vida Amalia y desde ese entonces vive en “la república” de San Vicente, un antiguo y prestigioso barrio de gente clase media acomodada que tiene la ciudad Capital. Cuando Ferraris llegó a la gran ciudad tuvo participación no tan solo en Berna sino también en orquestas características, en el cuarteto Don Chicho, que años más tarde se transformaría en Chebere, según relatan allegados, Ariel fue tentado a integrar Chebere pero priorizó su propia carrera y no le fue nada mal. Muchos temas de los que cantaba y canta son de su propia autoría, la sociedad Argentina de autores y compositores (SADAIC) lo comenzó a reconocer como autor ya que varios músicos y bandas comenzaron a cantarle y grabarles sus temas, por ejemplo La recordada Leo, el negro Videla, Chebere, Sebastián, Sabroso y otros más.

Por momentos en el patio de alguna casa y en algún conocido bar junto a Cacho Iriarte se animó a cantar algunos temas folklóricos pero era solo para despuntar el vicio.

Ferraris con Amalia, con quien todavía está casado, tuvo cuatro hijos varones, todos dedicados a la música, los dos mayores están en su banda, otro integra Sabroso y el más pequeño en Trulalá. Hoy este reconocidísimo cantautor ha sobrellevado sin ningún problema el paso de las épocas, desde los bailes con mesas y sillas donde los muchachos hacían señas desde lejos a las damas para bailar, y hasta los de hoy donde todos están paraditos con las copas en la mano y donde bailan tanto chicas como chicos entre sí. El triunfador no solo llegó al corazón del pueblo cuartetero de Córdoba sino que también es embajador musical del tunga tunga en todo el país. Deben sonar acordes de este músico grabados en las paredes del Sargento Cabral, Santa Rosa La Pampa, Catamarca, Tucumán y tantos otros rincones. “son lugares donde tiene gran aceptación mi orquesta, porque como sabemos cada orquesta tiene su público. En este sentido, soy

un agradecido de Dios porque con la edad que tengo hago y vivo de lo que me gusta, y más aún porque estoy acompañado de mis hijos. En este sentido, es doblemente una alegría para mí haberme realizado en la música y que ahora los cuatro varones siguen el camino que estoy haciendo hasta ahora.” Decía en un reportaje hace un tiempo. El profesor de música que le enseñaba a chico Novarro y Roberto Yánez le dijo una vez que abandonara el cuarteto y se dedicara a la música de ópera, ya que tenia registro de tenor, si bien lo entusiasmó un poco la idea, prefirió seguir con la música popular. Aunque en esa época este rubro no fuese bien visto e inclusive sufrió gran persecución en la época del gobierno militar.

En su carrera musical aún vigente y en plena actividad hubo un receso de 8 años donde se dedicó a la herrería. Es un período que recuerda de una manera especial: “Paré ocho años y me dediqué a la herrería porque soy muy buen herrero. ¡El gusto más grande fue que vi a muchos detrás de las rejas que yo construía, Salía al patio y escuchaba el Sargento Cabral, que está acá cerquita de casa. Te juro que no sé cómo aguanté tanto sin hacer más música, que es una de las cosas más lindas que Dios me dio. Y me largaba a llorar como un chico, no tengo vergüenza en decirlo, lloraba como un chico, Un día, le estaba haciendo una reja a Juan Bautista y me dice ‘¿No te gustaría volver a cantar?’ y antes me había llamado Jean Carlos y me dijo que quería cantar conmigo. Sacó un disco muy lindo en el que participé yo y Rolán con él. Fue casi una inyección para que volviese a la música y justo me llama Juan, que me invitó a cantar un domingo al Hotel de La Cañada. Como no tenía orquesta, canté un vals con su guitarra. Recuerda Ariel nostálgico.

También pasó casi en soledad, solo en la compañía de su familia y unos pocos, el peor momento en la vida, al que superó con un ejemplo de fé, fuerza, voluntad y el amor que alimentaba cada día su esposa Amalia. La diabetes que padece le provocó una úlcera en su pierna izquierda y sus médicos tuvieron que amputar la misma para salvarle la vida en junio de 2012. Fue allí que Ferraris inmortalizara para siempre esta frase “perdí una pierna, no la vida”. Ganador del premio Jerónimo Luis de Cabrera, la estatuilla Fray Mamerto Esquiú, y otros tantos galardones, Hoy Ariel Ferraris es sin lugar a dudas un músico que representa el cuarteto cordobés, junto a otros tantos.

Villa Dolores se llenó de fiesta ferraresca hace unos años cuando el triunfador se presentó en el teatro griego y la ovación no se hizo esperar, grandes amigos de este oeste transerrano esperan ansiosos junto a la cantidad de admiradores y admiradoras su próxima actuación. (RECOPILACIÓN: DIA A DIA, EL PORTAL DE SAN VICENTE).
(HORACIO SOSA PARA VDX)
electron

0 Comments

Leave a Comment

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register