HOY HACE 40 AÑOS QUE SECUESTRARON ILEGALMENTE A FLELO REYNOSO

Uno de los desaparecidos Dolorenses durante el proceso militar en la Argentina, fue el hijo de doña Adelfa Fernández y don Alberto Reynoso, al cual comenzaron a llorar cuando era un joven de tan solo 34 años.

El muchacho se llamaba Jorge Alfredo Reynoso y había venido a este mundo el día 7 de setiembre de 1942, se desempañaba en los últimos tiempos que fue visto, en la escuela comercial nocturna de esta ciudad, allí hacia el trabajo de preceptor escolar.

Además era delegado gremial de los empleados públicos. La noticia de su desaparición ganó la calle el día 1° de diciembre de 1976, hoy se cumplen 40 años, fue en esa misma madrugada que testigos aseguraban haber visto a Jorge cuando lo secuestraban y lo herían de bala en una de sus piernas. Otras personas comentaban después que al otro día de su desaparición fue visto en el campo de concentración que la dictadura tenía en La Perla (cba). Familiares todavía hoy denuncian que en el operativo de detención ilegal que sufrió Reynoso participaron agentes de policía de aquella época. Reynoso fue un vecino muy querido y recordado en esta villa. De no habérsele truncado la vida hoy tendría 74 años de edad. Es incomprensible a la razón humana el dolor que sienten sus familiares, vecinos y amigos ante la ausencia física del querido “flelo” como lo llamaban sus allegados. Jorge Alfredo Reynoso es uno de los nombres que figuran en la llamada megacausa la perla, que tuvo sentencia hace unos meses condenando a los culpables del terrorismo de estado a prisión perpetua. Pero en los tribunales de Villa Dolores, en los primeros meses de este año, la comisión de Derechos Humanos por la Memoria, la Verdad y la Justicia de Traslasierra realizó la presentación de un escrito en la Fiscalía de Instrucción de Primera Nominación de la ciudad de Villa Dolores, a cargo de Raúl Alejandro Castro, pidiendo se investigue la posible participación de Walter “Piro” Recalde como miembro del grupo de tareas que secuestró a Jorge Reynoso, el 1 de diciembre de 1976 en la esquina de de la avenida San Martín y el pasaje Juan José Paso. En el mismo escrito también se solicita se investigue a Carlos Barreda como posible participe y también autor del secuestro. Según Mónica Piñeiro, titular en Traslasierra de esta organización, le dice en el escrito al fiscal qué el Sr. Piro Recalde era quien conducía el Torino Rojo que lo interceptó y el Sr. Barreda fue quien le disparó en la pierna.- Cabe recordar que tanto Recalde como Barreda cumplían funciones como miembros de la Policía de la Provincia de Córdoba en la Departamental San Javier durante la década del 70. Piñeiro también cuenta que escuchó decir a Manuel Reynoso (sobrino del desaparecido) que en base a testimonios de muchos vecinos de Villa Dolores, que Jorge Alfredo Reynoso, posteriormente a su detención ilegal fue trasladado al Hospital Regional donde fue atendido en la guardia por un médico residente

llamado Dr. Florentín, quien supuestamente dejó asentado en su historial médico la herida de bala recibida por el paciente, pese a que se le ordenó desde la policía que no lo hiciera. Dichas constancias jamás fueron encontradas ni exhibidas a la familia a pesar de los reiterados reclamos. Del médico tampoco jamás se supo nada, solo que en la Provincia de Neuquén había desaparecido un médico que se encontraba realizando la residencia en Villa Dolores.- Según los relatos de los testigos, posteriormente flelo volvió a la jefatura de policía donde fue visto por Félix Olmedo, alias “Santo Domingo”, quien luego de dar a conocer dicha información fue asesinado a golpes en el patio de la jefatura por los agentes Hualpa, Gil y Murcia, siendo el Sr. Reynoso trasladado finalmente a la Perla donde nunca se supo más de él.-

DATO HISTORICO:

La Perla fue uno de los Centros Clandestinos de Detención Tortura y Exterminio (CCDTyE) más grande del interior del país. Comenzó a funcionar con el Golpe de Estado del 24 de marzo de 1976 hasta fines de 1978. Se estima que en ese período permanecieron en cautiverio entre 2200 y 2500 personas. La gran mayoría continúan desaparecidas.

El Estado Terrorista, en su faz pública, suspendió todas las garantías constitucionales, impuso la disolución del Congreso Nacional y declaró caducos los mandatos de las autoridades del Estado; intervino el Poder Judicial, suspendió los partidos políticos, e instaló una férrea censura en los medios de comunicación. En su faz clandestina profundizó un sistema represivo que venía implementándose antes del golpe de estado. En la provincia de Córdoba los antecedentes son el golpe policial de marzo de 1974 conocido como el ‘Navarrazo’ y, desde mediados de 1975, el funcionamiento del escuadrón paramilitar y parapolicial autodenominado ‘Comando Libertadores de América’. Desde el 24 de marzo se sistematiza la represión bajo el mando del Tercer Cuerpo de Ejército. El aparato represivo, cuyo eje central eran los Centros Clandestinos de Detención, tenía como objetivo la persecución y eliminación de cualquier forma de participación política que confrontara con el proyecto político, económico y cultural impuesto por la dictadura. (HORACIO SOSA PARA VDX)
electron

0 Comments

Leave a Comment

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register