BALBINO SORIA: UN EJEMPLO DE VIDA

Ramón Balbino Soria nació en Villa Dolores en 1.955 y vivió en nuestra ciudad hasta la adolescencia. Emigró a la provincia de Mendoza y se dedicó al boxeo. Fue campeón Argentino y Sudamericano en categoría gallo y llegó a pelear por el título mundial (1.980) perdiendo con Rafael Oronó en Venezuela. Realizó más de 100 peleas como profesional y siete de ellas las protagonizó en Villa Dolores. La más resonante ocurrió el 10 de mayo de 1.982 cuando defendió el título Argentino en la cancha de fútbol de Comercio ante Juan Carlos Cortés.

Balbino regresa todos los veranos a nuestra región, y recientemente el cronista de VDX pudo compartir momentos con él y aprovechó para entablar dialogo con el ex campeón.

¿Qué te ha dado el boxeo en la vida?

El boxeo en la vida me dio mucho o prácticamente todo. Gracias a Dios estoy viviendo muy bien junto a mi familia, con 4 hijos y 3 nietos y trabajando como técnico eviscerador en un hospital de Mendoza.

¿Qué recuerdos tienes de tu Villa Dolores natal?

Tengo mucho y buenos recuerdos. Económicamente no la pasé bien pero guardo un buen recuerdo de mi adolescencia aquí.

¿Hubo gente que te ayudó en tus inicios en el boxeo?

En mi carrera tuve dos grandes técnicos que fueron Francisco Romero y Don “Paco” Bermúdez. Me enseñaron muchísimas cosas y gracias a ellos tuve todas las satisfacciones que un deportista aspira.

¿Tienes alguna otra actividad?

He sido árbitro de fútbol en la Liga Mendocina durante 25 años y actualmente participo de un programa de la Municipalidad de Guaymallén destinado a combatir las adicciones y todos los flagelos que aquejan a nuestra juventud.

¿Recuerdas a los dolorenses que te apoyan incondicionalmente en el boxeo?

Estoy muy agradecido porque Villa Dolores estuvo siempre pendiente de mi carrera deportiva. Mi tío Ventura y familia, Víctor Ceola, “Quique” Quiroga y Guillermo Sappia estuvieron siempre muy cerca mío. Además recuerdo con cariño al Club Atlanta, cuya cancha de fútbol he conocido hoy.

Agregó Balbino que “ vino un chico a mi escuela, un pibe de la calle abandonado por su padre y comenzó a practicar boxeo. Hoy está por pelear nuevamente por un título mundial y se llama Jonatan Víctor Barros. Mi deseo es que los chicos practiquen deportes y se aparten de todas las tentaciones mundanas”.

Por último, Ramón Balbino Soria dejó un afectuoso saludo a los dolorenses, porque aquí han quedado amigos de la infancia e innumerables recuerdos.
electron

0 Comments

Leave a Comment

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register