NO SÓLO ENSEÑAN EN EL AULA

Los Maestros han mostrado la dignidad de un funcionario que tiene, el deber de instruir y formar a los niños, a los jóvenes, y a los universitarios cuando entran (no caen) a las Escuelas y Universidades públicas.

Hubo amenazas de represión y muerte, descuentos a sus magros sueldos, difamación pública del Gobierno de Macri en cuanto a supuesta vagancia, incumplimiento de horarios… y los Maestros respondieron con más de cuatrocientos mil en la calle. Los maestros son ricos de espíritu y pobres por el salario.

Los sueldos tienen mucho que ver con la capacidad y el tipo de actividad, pero este Gobierno ignora esos valores, y no advierte que los Maestros juegan un principal papel en la formación del hombre.

Macri habla de una deficitaria formación en la Escuela Pública. Él, que fue a una escuela privada, no sabe conjugar los verbos. Esto porque dijo textual: “A los veinticinco años conducí una empresa” (de papá). Con que autoridad moral puede defenestrar a nuestros chicos y jóvenes porque van a “caer” (verbo utilizado por él) en Escuelas Públicas. Sr. Presidente: no debió decir “conducí” debió decir, en ese contexto: “conduje”. Si así se lo enseñaron, no vaya a despedir a nadie, porque seguro que le enseñaron bien y usted no aprendió, salvo que le quiera echar la culpa a Cristina.

Todavía los ricos gobernantes no han entendido, hablando de enseñanza a los privados, que tienen que cumplir con la Ley que regula las Paritarias Nacionales, y respetar los principios constitucionales relacionados con los derechos del trabajador del art. 14 de la Constitución Nacional. Dicho más simple: no se puede coaccionar para enervar (debilitar) el derecho a la huelga o al paro. No debe la Bullrich, decir que va a haber muertos, que no van a permitir las marchas, que van a poner toda la Gendarmería al servicio de la oligarquía, que van a presentar un proyecto de ley ante el Congreso de la Nación para poner límites al derecho a la protesta. Si lo hacen no olviden leer la Constitución Nacional para no mandar al Congreso una ley que se dé patadas con la Carta Magna, y así vuelvan a hacer el mismo ridículo que hacen algunos jueces, cuando para dar un mensaje sobre corrupción, anticipan criterios sobre causas contra ex funcionarios, engañando a la gente en cuanto a la existencia de hechos que todavía no han sido resueltos. Uno de los protagonistas es el Juez Bonadío, quien en

un Gobierno en serio, ya tendría un juicio de destitución por mal desempeño. Y después dicen orgullosos que estamos ante una justicia independiente. En realidad es independiente pero no del poder, es independiente de la Ley ( porque la ignoran).

Sr. Presidente: si no vio la marcha de los docentes “Orgullo Nacional”, véala, quizá la entienda y le sirva.
electron

0 Comments

Leave a Comment

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register