EVOLUCIÓN HISTÓRICA DEL DOS POR UNO

EVOLUCIÓN HISTÓRICA DEL DOS POR UNO

La resolución de la Corte Suprema de Justicia aparece pre-elecciones de octubre, pero se debe convenir que el pueblo castrense lo ha programado con los civiles desde la apertura de las causas penales contra los parientes genocidas.

Es producto de un trío jurídico que responde al poder político de Macri: Rosenkrant, Highston y Rosatti. En cambio, la minoría disidente Lorenzetti y Maqueda: opera con el disenso para dejar la idea de Corte honesta, con una argucia que intenta hacer cree en una Corte independiente y que todos tienen pensamiento propio, lo cual es falso. Veamos las leyes en la Argentina desde 1983 para acreditar que los intereses cívico militares operaron con un plan nefasto, la preparación de una legislación penal que abriera las puertas de la ilegalidad a través de la Ley, porque la Ley no es legítima cuando responde a fundamentos que sólo quieren favorecer a una clase especial de la delincuencia mayor, como la que favorece a genocidas.

Los militaron creyeron dejar un “escudo jurídico protector” para que la ley no les cayera encima, como había anunciado Alfonsín en su campaña pro-presidencia. Ello consistió en el dictado (a propósito no digo promulgación de la dictadura) de la mal llamada Ley de Pacificación Nacional de los militares. Una verdadera autoamnistía.

Pero esto es sólo el comienzo del plan de “liberación imperialista de los represores”.

Alfonsín en 1983 ordena procesar a las juntas. En 1985 se juzga y condena a militares; en 1986 “retrocede”, se dicta la Ley de PUNTO FINAL y así caducan las responsabilidades de los militares.

Cuando los carapintadas se levantan en 1987 contra los juicios por violación a los derechos humanos, a los tres meses Alfonsín dicta la Ley de Obediencia Debida para los de menos rango militar.

En 1989 Menem privilegia al uniforme cuando indulta a los militares, y al año siguiente, a los montoneros y triple A, reconociendo implícitamente el principio de “Los dos demonios”. (“Estado de guerra entre guerrilla y militares”)

En 1994 se modifica la Constitución Nacional incorporando tratados internacionales sobre derechos humanos para delitos de lesa humanidad, y a la par el principio de la

Ley más benigna”, que da lugar a la creación del 2×1 a los procesados (es decir no condenados) por cualquier delito. Los asesores constitucionalistas ya pergeñaban el camino hacia ilegítima libertad de los asesinos del pueblo, apoyados por Menem y por los grandes intereses económico-sociales favorecidos por las dictaduras.

En el Gobierno de De la Rúa se deroga el dos por uno, y así quedó sellada la buena suerte de los torturadores homicidas en la ejecución de las condenas futuras. Este expresidente, como jurista conocía que era un acto simulado, porque sabía de los efectos de la Ley vigente desde 1994 al 2001, lapso legal pero ilegitimo suficiente para favorecer a los homicidas y torturadores.

Cuando en el gobierno de Kirchner se promulga la nulidad de las leyes del perdón, se reabren las causas de los genocidas y comienza una larga serie de condenas. Así se desnuda el plan macabro de gran parte de la sociedad argentina, tendiente a construir una alfombra aristocrática para que desfilen hacia la libertad, los condenados por obra y gracia del 2×1. Los disidentes Lorenzetti y Maqueda han dicho, en relación a los delitos de lesa humanidad: “Es una política de Estado que atraviesa los tres poderes”, con lo cual simulan contrariar el fallo de la mayoría, con una afirmación impropia de juristas. Parecen decir de la existencia de un Súper Estado, superior a la República. La fundamentación quiere disimular una inexistente disidencia con los otros tres que votaron el 2×1 para que el pueblo no advierta que todos son jueces de Macri; porque todos lo son.

El Ministro de Justicia de la Nación Garabano discrepa, para la tribuna, con el fallo mayoritario, mientras su jefe Macri, tan respetuoso de las leyes, habiendo defendido la teoría de “los dos demonios” y decir que no importa el número de desaparecidos, ahora completa su postura pro-militar sin fundamentar, manifestando: “Hay que respetar al Poder Judicial”…
electron

0 Comments

Leave a Comment

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register