YO LOS AJUSTO Y USTEDES ME INSULTAN

Esa es la cuestión que quiere resolver el presidente Macri y no le encuentra salida: No me insulten, a lo que el trabajador debería contestar: no me afanen.

Los trabajadores tampoco tienen salida, pero con una diferencia: sin participación alguna en los actos de gobierno, no pueden resolver el problema y lo insultan para ver si entiende.

La diferencia está en que el Presidente es el que provoca el caos y nada hace bién por salir de él, en cambio, los trabajadores esperan sin esperanza un nivel razonable que evite la explotación de los pobres a favor de los ricos.

Una de las primeras medidas impopulares que ha tomado el gobierno fue eliminar el “Futbol para todos”, sin que haya razón valedera que lo justifique. Así se explota el fanatismo de los futboleros cuando deciden lo mismo pagar, a costa de otros renunciamientos.

Dejemos de lado esos enfoques y veamos porque antes podía ser gratis el futbol y hoy no, es decir, cuáles son las razones para cobrar la entrada en nuestra casa buscando la imagen en el televisor.

El sistema establecido para que los partidos se transmitan por la pantalla chica, en síntesis consiste en: 1° Comprar un televisor. 2° Pagar un cable para que las imágenes pasen al aparato. 3° Mirar las propagandas carísimas que interrumpen las transmisiones y que hay que ver, obligatoriamente, para que los dueños lucren con los televidentes. 4° Pagar el plus que impone el gobierno para poder observar los partidos. Así hay que abonar todo a favor de los señores explotadores amparados por la oligarquía descomedida que nos gobierna.

Si antes todo se solventaba para que los partidos llegaran gratuitamente a los ciudadanos, cualquiera fuera el poder de riqueza, porqué hoy no se hace? la respuesta es clara, la cuota de futbol que paga el simpatizante pasa a intereses foráneos, vinculados con locales que hacen fortunas. Lo que antes se solventaba con propaganda, ahora lo pagan los pobres ajustados por Macri.

Todo esto ha traído como consecuencia que el que no quiere pagar la entrada en su casa para ver el futbol por su televisor, va y la paga en la cancha, y cuando está en la cancha se acuerda de Macri y ensaya cánticos que siempre han sido el folclore del futbol.

Pero hoy Macri, acostumbrado a las decisiones dictatoriales duránbarbistas, amenaza que si empiezan a acordarse de él y de su madre, los partidos serán suspendidos, con lo cual si esto se cumple, habrá que admitir que se acabó el futbol, porque no creo que los muchos asistentes a la cancha, olviden quien es el responsable de que los grandes capitales usufructúen los bolsillos de los futboleros.

En la Argentina siempre los coros tribuneros estuvieron presentes, y a nadie se le ocurrió suspender por ello un partido, en todo caso hay que aplicar el Reglamento de Transgresiones y Penas de la Asociación del Futbol Argentino, si correspondiere. Y hacer que estudie el caso Macri, o que alguien se lo lea, en el afán de evitar el accionar de un verdadero monarca tirano, hasta en el deporte.

No le basta con seguir usando a los pobres, también quiere prohibir que se acuerden de él y de su madre.
JORGE SAPPIA OBREGON
OSDE
himalaya_fiananciacion_diciembre

0 Comments

Leave a Comment

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register