OSVALDO GUEVARA “EL DUEÑO DE LAS LETRAS QUE TRASPASARON LOS OCÉANOS”

1-es-5b30bbd8f80153195ab4dd35e82b5f25

Días pasados, más precisamente el 13 de junio, se celebró el día del escritor, en homenaje al día que nació el escritor, periodista y político, Leopoldo Lugones, fecha que fue instaurada por la SADE, Sociedad Argentina de Escritores, organización fundada por él mismo, y es luego del suicidio de Lugones que la SADE decide conmemorar a partir de allí todos los años el Día del Escritor con el día de su natalicio.

En Villa dolores vive un gran vecino y reconocido escritor, aunque muchos autores dicen que no es lo mismo ser poeta que ser escritor, Osvaldo Guevara reúne las condiciones para ser poeta y también para ser escritor.

Guevara nació en el denominado “imperio del sur”, la ciudad de Rio Cuarto, allá por el año 1931. Allí tuvo sus primeros trabajos en el periodismo desempeñándose en diarios, radios y televisión local, vivió un tiempo en la localidad cordobesa de Almafuerte, donde todavía sus ex alumnos recuerdan al profesor de secundaria Osvaldo, cuando dictaba clases de castellano. “una actividad fecundante” dijo Guevara muchos años más tarde en algún reportaje.

En el año 1976 se radicó definitivamente en la ciudad de Villa Dolores, donde actualmente vive, y fue jefe del departamento prensa de la municipalidad, voz reconocida de la primera emisora radiofónica en amplitud modulada, radio Champaqui, fue distinguido ciudadano ilustre de la localidad capital nacional de la poesía, integró en Córdoba el grupo literario Laurel, ejerció el periodismo y la docencia, y desde hace años dicta talleres literarios, además de publicar en diversos diarios y revistas del país y del exterior.

Guevara fue y sigue siendo admirado como un influyente literato por escritores de todo el mundo, enamorado e inspirado mayoritariamente en su esposa Carmen y su hija Verónica, ha publicado 13 libros de poesia narrativa, que han trascendido los limites internacionales y hoy sus obras se leen en todo el planeta.

Algunas Publicaciones: Oda al sapo y cuatro sonetos (1960), La sangre en armas (1962), Garganta en verde claro (1964), Los zapatos de asfalto (1967), Niña Carmen (1988), Diario de invierno (1975), Primera persona (1998), Poemas en verso y prosa (1998).

El poeta, con verdaderos sentimientos de pertenencia a traslasierra, sigue creyendo firmemente en la civilización, en la cultura, en el amor al semejante y en el porvenir de la humanidad. Además sigue soñando en escribir, aparte de poesía, critica, ensayo y cuento, que son sus pasiones.

El escritor dolorense, abuelo de tres nietos, sigue escribiendo con la tinta inagotable de su corazón, y plasmando lo que en su alma acontece o se hace sentir.

Guevara transforma un simple trozo de papel en el confesor de sus secretos, como la letra de un tema musical dedicado a su nieta mayor.

Osvaldo Guevara, un orgullo de los dolorenses, que encuentran en sus poemas, sentimientos, emociones, pensamientos, inquietudes, espejos cotidianos de la vida convertidos en un latir apasionado, palpable y a la vista de cualquiera. Eso hace Guevara y no es algo que cualquiera pueda lograr.

Sin lugar a dudas, Osvaldo Guevara ha conseguido el objetivo mayor de una persona de bien, que es ser muy buena persona y ser muy buen escritor. HORACIO SOSA PARA VDX.-

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register