LOS CUADERNOS DE CAMBIEMOS

Doce días después que el Presidente Macri tuviera en sus manos los cuadernos de centeno, (va en minúscula como un cereal), éste los parió o dio a luz por un dudoso accionar entre su ex mujer, o terceros, que dejaron en claro un “perverso manijeo”. En primer lugar, sin darse razones creíbles, aparecen los fotocopiados sin los originales respectivos. Luego, después de algunos cabildeos, el “escritor”, con pluma de poeta y caligrafía de analfabeto, dijo que había quemado esos originales en el asador de su casa… Si todo estaba dirigido a difamar al gobierno anterior, no tenía sentido que hiciera desaparecer esos escritos. Lo único que explica esto es que su desaparición impedía saber en qué fecha lo escribieron. Esto se logra con pericial química, que dejaría al descubierto una tramoya orquestada.

La orquestación cuenta con un precedente legislativo, que fue la reforma de la Ley Penal motorizada por Cambiemos en 2016, que incluyó el instituto del arrepentido para los casos de corrupción administrativa. Ley para los hoy llamados “arrepentidos”, que así como han especulado asociados ilícitamente toda la vida con todos los gobiernos, ahora van protegidos en su libertad por una Ley del Congreso. Así el “diploma de honor” es la libertad, mientras los denunciados son perseguidos por el juez Bonadío y compañía, al margen de la ley.

Nadie puede creer que los oligarcas aristocráticos de la “société” argentina como los Roca, los Roggio, los Techint, etc. puedan arrepentirse del “robo” sistemático que practicaron de por vida, y que ahora, con más razón, seguirán alentados por una ley penal hecha a medida de los delincuentes de guante blanco, respetados en las mesas compartidas con el poder que en vez de encarcelar, los protege con la libertad, previo a “las gracias por los servicios prestados a la Nación”.
Los cuadernos describen coimas y dinero para campañas políticas, lo que es ratificado por los saqueadores distinguidos de referencia, entre los que se destaca el primo hermano, protegido, amigo, socio y testaferro de Macri, es decir el millonario Calcaterra, en quienes los jueces creen a ciegas, mientras en otros ámbitos se condena a los ladrones de gallinas.

Entonces tenemos, como prueba válida, todo lo que dice un tachero analfabeto que denuncia su propia participación, y queda libre porque colabora con la justicia, en relación a su propia conducta delictiva, dando datos de circunstancias de dudosa veracidad. Ello, por la gravedad de los hechos ocultos, es inconcebible que alguien confíe a un chofer detalles de lo que es más que un secreto de Estado. Tampoco se puede creer que Baratta, supuesto organizador, haya confidenciado con su empleado estos supuestos actos.

Los arrepentidos, sin dar detalles, dicen que es cierto lo que dicen los cuadernos, y que otro de los intermediarios era Calcaterra, que así jugaría a favor del gobierno anterior y en contra de su primo Macri… Y lo que resulta indigno es que los “arrepentidos” que timaron siempre a los argentinos y le seguirán rapiñando con la obra pública, se hayan acordado de las coimas o dinero para las campañas políticas de un único destinatario, es decir del Frente para la Victoria.

Es el modus operandi fantástico “del príncipe azul” de los ricos en dinero, pobres de moral y expertos en lo deshonesto. Desde esa perspectiva acuerdan, para licitar alternativamente, con pactos en donde al que le toca ganar la licitación ofrece un precio superior a lo que corresponde y los otros ofrecen más para que gane aquél, y así se van turnando en ese juego espurio en donde se enriquecen a costa de la Nación, y ahora le sirven al poder esclavista para evitar un gobierno popular.

Sin pruebas, se prestan para cumplir con los objetivos del PRO, lo que consiste en denostar a todos para seguir gobernando. Y así seguirán libres, sirviendo a la oligarquía capitalista, en beneficio de los que viven del hambre popular y de los explotados de siempre.
JORGE SAPPIA OBREGON
OSDE
GIF-VillaDolores-Ago18

0 Comments

Leave a Comment

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register