INSTITUCIONALIDAD

jorge-sappia-obregon-vdx

Hablar de institucionalidad, como concepto político y social, es hacer referencia a los comportamientos, en un mundo que debe crecer al son del conjunto de creencias, ideas, valores, principios, estructuras y relaciones que condicionan las conductas de los integrantes de una sociedad,caracterizándola y estructurándola. Es un proceso sistemático de consolidación, permanencia y uniformidad de conductas e ideas a través de medios e instrumentos (organizaciones y normas) para alcanzar un fin social.

Esto que puede parecer una simple teorización, o que a veces no es tenido en cuenta, es trascedente en todo ámbito, y los dirigentes deben cumplir un papel preponderante, sobre todo cuando se trata de ordenar las conductas en quienes están en un proceso de formación.

Cuando las decisiones de los órganos de poder no se compadecen estrictamente con lo que mandan las leyes, no sólo se produce una especie de descalabro intelectual y moral sino que deja un mensaje violento, en tanto y en cuanto puede crearse la idea de que las obligaciones funcionales, no son una cuestión fundamental en la vida.
Hay un hecho que puede servir de ejemplo para entender cuál es la idea plasmada, frente a una realidad determinada.

Una resolución de un cuerpo punitivo, ante la expulsión de un jugador, resuelve una inhabilitación de dos partidos a un joven por haber sido expulsado por dos amonestaciones recibidas, y por ser reincidente. Es decir, un partido por la expulsión, más uno por ser reincidente, de acuerdo al Reglamento de Transgresiones y Penas de la Asociación del Fútbol Argentino.
Ante ello, el Club afectado, con todo derecho, hace el descargo correspondiente, que es una especie de apelación y afirma que el artículo mencionado (207) no admite reincidencia y en consecuencia, de acuerdo a lo resuelto, correspondía sólo un partido de inhabilitación.

Si bien el art. 207 tiene una escala de uno a cuatro partidos, el fallo apelado indicaba un partido por la doble amonestación y ,por error, otro por la reincidencia del art. 48.

En consecuencia, la pena debió quedar en un solo partido, cuando el Tribunal, dejó sin efecto la reincidencia.
Este análisis se corresponde con un principio elemental de derecho que se denomina “Reformatio in peius”.( no reformar en perjuicio) Garantiza a los apelantes no perjudicar su situación. Porque es razonable que quien impugna, busca un beneficio no un perjuicio.
Es decir si le pusieron dos: uno por doble amonestación y otro por reincidente, al sacar la reincidencia le correspondía legalmente uno.

Esto crea un descrédito sobre todo en los jóvenes, porque qué puede entender un adolescente que sabe que tiene razón, y el encargado de hacer Justicia no se la da?. Volviendo al título, el respeto a la institucionalidad es la base de la Justicia.
JORGE SAPPIA OBREGON

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register