OSCAR GONZALEZ Y MARIA ROMERO PRESENTAN PROYECTO CONTRA EL TRANSFUGUISMO

1-es-ec16c975f6b11fb6fa95729dc3daf683

A través de un proyecto de ley que pena el transfuguismo, Unión por Córdoba le pone límites a los dirigentes con aspiraciones a cargos electivos de todos los partidos políticos, pero por sobre todo hacia dentro de sus propias filas con un claro ultimátum: nadie podrá sacar los pies del plato, de lo contrario deberán esperar tres años para volver a su partido de origen.

La iniciativa de los legisladores Oscar González (presidente provisorio de la Unicameral) y María Romero (Bloque de Unión por Córdoba) realiza una reforma al Régimen Jurídico de los Partidos Políticos (Ley 9572) incorporando la cláusula antitransfuguismo como artículo 59 bis.

“Quien se hubiera postulado en primaria o comicios internos para la selección de candidatos a cargos electivos, no podrá ser candidato a cargo electivo ninguno por un partido distinto o alianza electoral que no integre el partido político en el cual compitió, por el término de tres años”, estipula el artículo propuesto.

En un año electoral donde se definirán las autoridades nacionales, provinciales y municipales, junto a la renovación total de los legisladores de la Unicameral y parte del Congreso Nacional, UPC no deja ningún cabo suelto, sobre todo después de cómo quedó el escenario político provincial tras la muerte del ex gobernador José Manuel de la Sota. Detrás de la figura de su hija, la dirigente Natalia de la Sota, viene realizando numerosas muestras de unión y fuerza del espacio más grande que hoy tiene el peronismo.

El gobernador Juan Schiaretti y el delasotismo saben que se necesitan para mantener el poder en la provincia tras 20 años de gobierno, y precisamente por eso ambos intentan imponer condiciones. El gobernador desde el ejercicio del poder y el delasotismo desde su amplio poder territorial.

“Es imperioso para consolidar el sistema republicano que los partidos se democraticen, sean cada vez más transparentes y abiertos, puedan seleccionar a sus mejores hombres y mujeres, como así también (y como contracara) no permitir que quienes los desprestigian y los usan para mero instrumento de sus ambiciones personales, tengan cabida entre sus filas. Ese es el porqué de este proyecto”, expresan Romero y González en los fundamentos de la iniciativa.

Los límites que se impondrán están dirigidos también a dirigentes que pertenecen al peronismo pero que se encuentran disputando el poder en distritos como la Capital provincial fuera de su estructura, por caso, Olga Riutort, quien ya fue tajante en su definición tras el llamado a la unidad. Será candidata a intendenta de la ciudad con o sin el peronismo. Si bien la ex concejala hace muchos años formó su propio partido político, de cristalizarse la unidad, será una de las pocas que quede afuera sin posibilidades de volver, al menos durante tres años.

“Mientras las fuerzas políticas arribamos a los consensos necesarios para darnos la ley especial a la que hace referencia el artículo 58 de la Ley de Partidos Políticos en lo referido a las elecciones primarias, creemos que es necesario que se ponga un límite a la deleznable práctica de quienes, cuando los dirigentes reconocidos, afiliados, adherentes o sufragantes en una interna le dieron la espalda, busquen otra agrupación (masiva o simple “sello de goma”) para candidatearse”, expresaron los legisladores en la fundamentación de la iniciativa.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register