QUIEN ES ADOLFO GAICH, EL PIBE QUE METIÓ TRES GOLES EN EL SUDAMERICANO SUB 20

2867687w1033

RANCAGUA, Chile.- La ansiedad se acrecentaba. Su apellido seguía sin figurar en la tabla de artilleros del Sudamericano Sub 20. Pero de repente, Adolfo Gaich se destapó anoche con tres goles ante Venezuela y se llevó la pelota pensando en un horizonte mucho más claro para la Argentina rumbo a la clasificación al Mundial de Polonia, el gran objetivo.

“Es la alegría individual y grupal de que se me haya abierto el arco. Por suerte ayudé con la cuota goleadora que me faltaba en otros partidos y estoy muy contento”, dijo el delantero de San Lorenzo, que ante el equipo vinotinto convirtió de todas las maneras posibles: con un fuerte remate luego de ganarle la espalda a un defensor rival, de cabeza tras un centro y con un toque de primera después de un pase filtrado.

“Siempre tenía chances muy fáciles para convertir, pero no se me estaba abriendo el arco. Esta vez, las que tuve fueron goles y ayudaron al equipo a ganar”, comentó el atacante, que con sus tantos aclaró el panorama del seleccionado de Fernando Batista en el hexagonal final.

Argentina se había quedado vacía frente a Ecuador en la etapa final y terminó con angustia el juego con Colombia, con un ajustado 1-0. Pero el gran desahogo vino frente al equipo sensación, último finalista en la Copa del Mundo de la categoría: “Venezuela era un candidato firme, venían agrandados tras ganar ganarle a Brasil y nosotros teníamos equipo para hacerle frente”.

Todos quieren saludar al goleador Gaich en su gran noche en Rancagua
Todos quieren saludar al goleador Gaich en su gran noche en Rancagua Fuente: AFP

Sequía goleadora

“Hay diferentes formas de ayudar al equipo. Exigiendo a los centrales, aguantando la pelota, pivoteando para el compañero, pero también reconozco que me está faltando el gol”, comentaba Gaich sincero a LA NACION, cuando todavía no aparecían sus goles en el Sudamericano.

Este recorrido irregular que venía desandando la Argentina, con un presente que ahora invita a ilusionarse y que antes provocan desconcierto, envolvió también a Gaich. En un torneo exigente para el físico, con partidos cada 72 horas -en la etapa de grupos el tiempo de recuperación era apenas de un día- el delantero centro de San Lorenzo fue alternando entre el equipo y el banco de los suplentes, hasta consolidarse como titular.

“El grupo está fuerte y cada prueba de fuego la fuimos superando. No es fácil jugar siempre con el mismo equipo, porque el desgaste físico casi que no lo permite y porque el entrenador también practica las variantes para no repetirse y sorprender al rival. Arrancamos mal, pero sabíamos que los resultados de los otros partidos nos beneficiaron y con una victoria contra Colombia nos íbamos a acomodar”, advierte quien meses atrás, en el tradicional torneo de L’Alcudia, en España, tuvo al gol como aliado: “En el primer partido, con Venezuela, se me abrió el arco apenas entré. En ese torneo se me hizo fácil anotar y acá también soy el primero que quiere meter goles. La voy a pelear hasta el final”.

En el título que logró la Argentina en Valencia, con Lionel Scaloni como entrenador, Gaich y Facundo Colidio resultaron los goleadores del plantel Ahora, en la recorrida por las sedes de Curicó, Talca y ahora Rancagua, Gaich pudo desatar el nudo. “Es un jugador que todo entrenador quiere. No da ninguna pelota por perdida, tiene buen juego aéreo, es difícil de controlar para el rival. Crea situaciones y se lo digo y remarco siempre: que se quede tranquilo, porque me preocuparía más si no las generara. Es un goleador, el arco ya se le va abrir, no lo debemos presionar”, explicaba el director técnico Fernando Batista, antes de la explosión frente a Venezuela en el tercer partido del hexagonal.

El parecido a Mr. Increíble

.El campeonato Sudamericano Sub 20 es otra prueba de carácter para Gaich, al que por físico y el corte de pelo algunos le dicen Mr. Increíble, el superhéroe animado de Disney y Pixar. El menor de los tres hermanos a los 10 años fue a probarse a River, pero no quedó entre los seleccionados. Retornó a Bengolea, el pueblo de 1200 habitantes, en el departamento de Juárez Celman, su lugar en el mundo, aunque las escapadas para pescar y tomar los mates que ceba mamá Flavia son cada vez más esporádicas. “Jugué en Unión de Bengolea, ahí empecé, pero el club dejó de participar en fútbol porque como éramos pocos no completábamos las categorías, así que me fui a Sportivo Chazón, Atenas de Ucacha y Atlético Pascanas. Los sábados jugaba para ellos y al día siguiente me iba a jugar baby a Villa María”, recuerda a quien se le negaba fichar en un club de Buenos Aires.

Lanús lo tuvo preseleccionado durante dos años y lo dejó ir porque “le faltaba físico”. Hasta que apareció San Lorenzo, como un mandato familiar: su papá Guillermo le transmitió el cariño por esa camiseta y su primera visita al Nuevo Gasómetro fue en la despedida del Beto Acosta, en 2003. Con edad de séptima partió para desarrollarse como futbolista profesional. “Tenía 15 años y para uno que es de un pueblo se hace duro dejar la familia y los amigos. Además, al principio no tenía continuidad y me bajoneaba un poco. Pero siempre la luché, digo que son como exámenes que tenés que aprobar para seguir, porque hay muchísimos chicos que quieren ese lugar y hay que rendir para no relegar el sueño. Salí fortalecido, ya en sexta encontré el ritmo de competencia, fuimos campeones, y el Pampa [Claudio Biaggio] me subió a la Reserva y después al profesional. Los dos primeros años viví en la pensión, ahí conocí a Manu Insaurralde, tenemos una linda amistad y siempre nos acordamos de dónde venimos porque eso ayuda a enfocarse para dónde queremos ir”.

Seguidor de los campeonatos de las principales ligas europeas, el polaco Robert Lewandoski es su principal espejo; el podio se completa con el uruguayo Edinson Cavani y el inglés Harry Kane. Y quizás en el Viejo Continente esté su futuro: después de L’Alcudia, Lazio hizo averiguaciones por Gaich, mientras que ahora varios scouting llenaron informes con sus características de juego. Porque los delanteros no siempre viven del gol.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register