A UN AÑO DE LA MUERTE DE PEREZ VOLPIN, SE REDUJO UN 50% LA REALIZACIÓN DE ENDOSCOPIAS

PEREZ_VOLPIN

A un año de la muerte de la periodista y legisladora porteña Débora Pérez Volpin , y en el marco de un homenaje conmemorativo en la legislatura porteña, en los consultorios médicos siguen habiendo dudas sobre la seguridad de la endoscopía.

Incluso la realización de este estudio para la detección y el tratamiento de enfermedades del tracto digestivo se redujo entre un 20 y 50% en los hospitales y los centros privados.

La disminución, según los resultados, fue menor en las instituciones académicas. Pero, aun así, “el efecto se sintió”, dijo Alejandro Nieponice, miembro de la Comisión Directiva de Endoscopistas Digestivos de Buenos Aires (Endiba), la asociación que relevó el efecto que tuvo la muerte de Pérez Volpin en la percepción de la seguridad de la gastroscopía (endoscopía del esófago, estómago y duodeno) y la colonoscopía (endoscopía del colon y el recto) entre los pacientes.

“Lo que más me llamó la atención es que un año después los pacientes en el consultorio transmiten una inseguridad cuando surge el tema. No dejan de hacerse el estudio, pero cuando se les indica hacen alguna referencia al riesgo. Algo que quedó muy amalgamado en el imaginario social con la endoscopía digestiva”, dijo el médico endoscopista y cirujano especializado en esófago Nieponice a Perfil.
El especialista, que también dirige la Unidad de Esófago de la Fundación Favaloro, recordó que durante un congreso médico en Uruguay, en octubre pasado, sus colegas referían que los pacientes también expresaban su desconfianza en el país vecino.

“El centro que se asocia tiene que cumplir con una cantidad de requisitos edilicios, técnicos, de recursos humanos y de procesos. Cuando evaluemos un centro haremos especial hincapié en esos aspectos porque es lo que reduce errores -explicó Nieponice, que dirige el CAE-. Y cumplir con el proceso operativo estándar no es un problema económico, sino de formación profesional. Con este programa buscamos reforzar la unificación de los procesos”.

Desde la entidad recordaron que la gastroscopía y la colonoscopía son estudios que ayudan a detectar trastornos o enfermedades a tiempo y permiten hacer tratamientos que antes requerían cirugías.

“En el 25% de los pacientes que se hacen una colonoscopía se detecta una enfermedad que se puede tratar, si es diagnosticada a tiempo, y evitar así su progresión al cáncer”, agregó Nieponice.

 

FUENTE: HEALTH & TECH

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register