“VERÁS QUE TODO, NO ES MENTIRA”

jorge-sappia-obregon-vdx

 

Cuando Enrique Santos Discépolo en 1929 escribió el tango “Yira Yira”, hizo un homenaje a la mujer, a través de un reproche al hombre por no insinuar una respuesta mínima de amor, ante la entrega femenina. Por eso intenta un consuelo con un: “Verás que todo es mentira”.

Hoy en la Argentina el título de la columna parece que atempera, pero al final veremos que en realidad agrava la relación, por los protagonistas de hechos de otra naturaleza cuyos protagonistas son los gobernantes y  los medios.

“La única verdad es la realidad”. Frase célebre que tendría que estar acuñada como una letanía en la mente del hombre. Es una defensa para saber qué lugar ocupa en el mundo que lo rodea.

Que es la realidad?: Son hechos que están a la vista, indiscutibles. No son los confusos que redacta la prensa o los jueces. Son la negación de lo honesto, en cuanto a la  información.

Por ejemplo: En la Argentina, uno de los personajes nefastos, premiado, aplaudido y  confiable en algunos sectores es Jorge Lanata. Sin embargo veamos lo que realmente ocurrió: Junto a Wiñazki empleado del grupo Clarín fueron condenados a pagar   600.000 PESOS por mentir en contra de Norberto Nauhar, diciendo que estaba vinculado con el narcotráfico en 2013 en Chubut.

La condena del Juez Oviedo  es económica, y también fueron obligados a publicar la sentencia en todos los medios para que el pueblo sepa que son un par de delincuentes instigados. Aunque vale decirlo,  a Clarín nadie lo vinculó con las publicaciones difamatorias

Curiosamente NORBERTO NAHUAR fue Ministro de Agricultura de Cristina Fernández.

Hay otras mentiras comprobables que están a simple vista cuando el intelecto está preparado para hacer una especie de beneficio de inventario, en beneficio (valga la  redundancia), de uno mismo, para evitar la subestimación grotesca, sobre todo del Presidente de la República Argentina, a los argentinos.

Hay una relación inversa de su discurso con la realidad

Miente en general, omite lo  mucho malo y resalta lo poco bueno; visión engañosa de lo que está a la vista. Dicen que la madre intentó enseñarle a que no mienta, pero no aprendió. Es un cínico, miente sin vergüenza. Durán Barba le construye los mensajes. Y él lee mal, como un analfabeto que confunde las palabras: Aumentaron las inversiones: mentiras. Aumentaron las exportaciones: mentiras. Bajó la pobreza: mentiras…  Algunos atemperan para sacarlo del cinismo y colocarlo como un claro incapaz o inconsciente. Y todo es posible, lamentablemente. Para gobernar; su extraña capacidad de autoengaño arriesga falsedades como si fueran verdades y así, cree en sus propias mentiras.

Igual pregonaban  los militares cuando decían: “estamos ganando”  en Malvinas.

La propia subjetividad de Macri creó la ausencia de verdad, como una autodefensa para que la conciencia no lo atormente por el resto de sus días.

El título significa, en otro contexto, que a veces no todo es mentira, como decía sabiamente en el “Yira Yira” Discépolo; porque aquí  hay muchas cosas ciertas: como las mentiras de Macri, de los condenados judicialmente como Jorge Lanata y su seguidor o socio, Wiñazki y de muchos más de la misma calaña.

JORGE SAPPIA OBREGON

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register