NETFLIX YA ESTA EN TELECOM, TELEFÓNICA Y TELECENTRO

NETFLIX

Arde el mercado del streaming de video en la Argentina. Netflix comenzó a ser parte de la oferta del servicio de Cablevisión Flow que, a casi dos años y medio de su lanzamiento, ya tiene 1,5 millón de usuarios únicos.

La plataforma es el anzuelo del mercado hoy. Telefónica lo incorporó en su servicio Movistar TV cuando lo lanzó en octubre del año pasado, y lo replicó hace un mes atrás con Movistar Play. Entre ambos ya suma casi 150.000 clientes.

La competencia del mercado de las telecomunicaciones pasa en gran parte por la oferta de servicios de valor agregado, donde el contenido a demanda es la clave para sumar clientes. De hecho, el primero en sumar Netflix a su propuesta comercial fue Telecentro, en 2015, y desde entonces no se bajó más.

Era la época en que las grandes operadoras de telecomunicaciones se quejaban por tener que invertir para sostener una demanda creciente en ancho de banda para ver video en sus diversas formas. La empresa del Grupo Pierri entendió que era mejor aliarse que quejarse. Camino que luego debieron seguir, sin más, Telefónica a nivel global, y Telecom en lo local, inspirada en los pasos dados por Comcast en los Estados Unidos.

Netflix comenzará a brindar el servicio a partir de este jueves 18 de abril. Estará disponible para los clientes que cuenten con el decodificador de Flow, es decir, quienes tengan contratado el paquete digital de televisión. Podrán acceder de manera directa a Netflix a través de una aplicación dedicada o mediante el botón de acceso directo a la plataforma en el control remoto. Esta última opción es la que más suele seducir a los consumidores.

Desde su lanzamiento, en noviembre de 2016, la plataforma mantuvo un nivel de crecimiento constante. Hoy ya cuenta con 2,5 millones de dispositivos registrados, y 1,5 millón de usuarios únicos, según datos de la empresa.

Esto equivale a prácticamente el 40% de la base total de clientes de Telecom/Cablevisión que, en su último balance, informó 3,5 millones de abonados al servicio de televisión paga. La meta de la compañía, desde el inicio de este servicio, es subir a la mayor cantidad de abonados a la plataforma de video on demand.

Por su parte, Telefónica ingresó al negocio de la televisión el año pasado, en octubre, cuando lanzó Movistar TV en un paquete que combina la fibra óptica para internet, la telefonía fija y la televisión. Desde el principio, la empresa incluyó a Netflix en su propuesta comercial. A esta altura ya cuenta con más de 60.000 clientes adheridos al servicio.

Pero el batacazo lo está dando con Movistar Play, lanzado hace menos de un mes, ya no en modo de propuesta hogareña sino más bien particular pues se apoya específicamente en los clientes de telefonía móvil de Movistar.

Ellos pueden acceder de manera directa a los servicios de video sobre demanda de Movistar TV, con la opción de contratar un paquete que contiene a señales de noticias de aire y de cable por $190 por mes, o de las señales Premium, con HBO a la cabeza, por $260 por mes.

A esta fecha, y cuando aún no se cumplió un mes del lanzamiento de esa prestación, más de 88.000 clientes se dieron de alta en el servicio de video on demand, idéntico al que se sostiene sobre fibra óptica, aunque no fue posible conocer cuántos contrataron los paquetes adicionales, indicaron fuentes de la empresa.

En cualquiera de los casos, los clientes de Movistar no sólo acceden al servicio de Netflix sino también al canal exclusivo, Movistar Series, que ofrece un estreno nuevo por mes, y a señales exclusivas, como la de esports. Esta última actividad comenzó a ser incluida en las últimas semanas en Flow a partir de que Fibertel se convirtiera en el sponsor principal de la Liga de Videojuegos, que este jueves tendrá su final de League of Legends.

Más allá de las señales exclusivas, el hecho de incorporar a Netflix en las plataformas no sólo resulta atractivo y cómodo para los clientes sino que es una estrategia en donde no sólo gana la empresa de video on demand, sino también la operadora que la incluye en su oferta.

De hecho, un análisis de Juniper Research sobre las compañías telefónicas indicó que el cobro de servicios digitales a través de las telco generó un mercado de u$s28.000 millones en 2018. Pero esa cifra trepará hasta los u$s90.000 millones en 2024, según Business Insider.

La mirada de Juniper no está puesta sólo sobre Telefónica sino sobre el grueso de las operadoras que entablan acuerdos con los proveedores de contenido para mejorar sus cuentas.

Fue lo que, en definitiva, hizo Telecentro en 2015, cuando decidió incorporar a Netflix en su plataforma. La compañía, que cuenta con unos 660.000 abonados, de acuerdo al mapa de televisión paga de Business Bureau (BB), nunca dejó de tener esta alternativa entre sus combos.

Netflix, o cualquier otro OTT, también termina ganando en este esquema porque se asegura el crecimiento de la base de clientes a partir del esfuerzo de márketing que realizan quienes la incluyen en su portafolio.

Todos ganan

 Pensar que la empresa de Red Hasting pierde porque aquellos que pagan por Netflix y son abonados a alguno de los servicios de Telecom, Telefónica o Telecentro se bajarán de este servicio porque lo tienen incluido en el otro es erróneo. La empresa de video on demand continuará sumando clientes.

“Tener a un OTT como Netflix ya es importante para las empresas de telecomunicaciones. Y para Netflix también porque tiene un canal de distribución que le permite acceder a más gente. Inclusive a aquellos que no tienen tarjeta pero que cuentan con un servicio de internet o de TV paga que abonan con otro medio de pago”, explicó a iProfesional, Enrique Carrier, director de la consultora homónima.

Para el experto, esto les sirve a estas empresas especialmente en aquellos países en los que no invierten tanto en márketing. Se trata de un modelo en donde hay un proveedor de acceso que posee una tienda de contenidos donde se cumple, así, con el deseo de los clientes de contratar lo que quiere ver.

Así lo expresó también el propio Gonzalo Hita, COO de Telecom, que señaló que la empresa busca “ser la plataforma de acceso a contenidos preferida de nuestros clientes. Ayudarlos a ver qué ver, recomendarles contenidos, brindarles una búsqueda integrada, ofrecerles contenidos exclusivos, y todo embebido en una experiencia de usuario unificada es parte de las tareas en las que ponemos mucha energía”.

La operadora que se mantiene el margen de Netflix es Claro, por una estrategia global. La compañía del mexicano Carlos Slim no tiene hasta ahora ningún acuerdo sellado en ese sentido. Sin embargo, es una proveedora de contenidos a través de Clarovideo, al que se llega tanto por medio del servicio de telefonía móvil de manera gratuita o en los paquetes que combinan internet fija por fibra óptica, televisión y telefonía.

Sólo resta esperar, en este lado de la Argentina, y por parte de los operadores, el lanzamiento de DirecTV Go, el OTT de la compañía de TV paga que, con más de 3,3 millones de abonados, según datos de BB, tomó la decisión de separar su servicio de video on demand. Ya lo hace en Chile y Colombia.

La otra espera tiene que ver con la llegad de la convergencia plena que, de no mediar ninguna decisión regulatoria en contraria en el corto plazo, se activará a partir del 1° de julio próximo. Fecha en la que Telecom/Cablevisión ya podrá ofrecer los servicios empaquetados de telefonía móvil con televisión, que aún tiene vedado. La historia continuará.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register