CUENTA REGRESIVA E INTENSAS NEGOCIACIONES , INTERNAS A CONTRARRELOJ

A pocas horas del vencimiento del plazo para presentar las candidaturas para las próximas elecciones, todavía quedan detalles por ajustar en las listas y cubrir los casilleros vacantes.

Los siete frentes electorales que competirán por la presidencia y los partidos negocian lugares de sus listas antes del cierre del plazo para anotar candidatos. La cuenta regresiva está en marcha y hay tiempo hasta el sábado a la medianoche.

Con la definición tomada para los cargos ejecutivos, la mirada está puesta en el armado definitivo de las listas, sobre todo para las de legisladores.

Además de los siete frentes electorales que llevarán como candidatos presidenciales a Mauricio Macri (Juntos por el Cambio), Alberto Fernández (Frente de Todos), Roberto Lavagna (Consenso Federal), Nicolás del caño (Frente de Izquierda Unidad), José Luis Espert (Despertar), Juan José Gómez Centurión (Nos) y Alejandro Biondini (Frente Patriota), se inscribirían tres partidos para competir en esa instancia.

Dos llevarían a las únicas mujeres candidatas presidenciales: Manuela Castañeira, por el Nuevo MAS, y la dirigente «celeste» contraria a la legalización del aborto, China Brandolino, por Unite, la misma fuerza que consagró diputada provincial en Santa Fe a Amalia Granata. También se sumará José Antonio Romero Feris, del Partido Autonomista Nacional.

Todavía resta saber qué hará el ex secretario de Comercio Interior Guillermo Moreno, quien no anunció si baja su candidatura presidencial o la sostiene, algo que sí oficializó Daniel Scioli.

Por el lado del oficialismo, el panorama parece desarrollarse con relativa calma. El denominado «efecto Pichetto» parece haber renovado el aire en el seno del frente llamado ahora Juntos por el Cambio. En ese contexto, el PRO, la UCR y la Coalición Cívica acordaron mantener su representación para revalidar diputados y senadores. Así, el macrismo pondrá en juego 28 escaños, el radicalismo 16 y el partido de Elisa Carrió, 2.

Según se informó habrá listas de unidad en casi todas las provincias excepto en Misiones, Santa Cruz, San Luis, Santiago del Estero y Formosa.

 Por su parte, en Corrientes, tras la flamante incorporación del senador pichettista Carlos «Camau» Espínola, podría haber interna o un sacrificio del PRO para darle lugar a un peronista. Las listas bendecidas por la Casa Rosada se llamarán «Juntos Somos el Cambio».

De todos modos, todavía hay dudas en algunos distritos como Neuquén, donde un sector del PRO pretende que el radical Horacio «Pechi» Quiroga sea finalmente el candidato a diputado y que Lucila Crexell -otra incorporación de Miguel Pichetto- sea la primera candidata en el Senado.

En territorio bonaerense, donde la lista de diputados será encabezada por el actual ministro de Seguridad, Cristian Ritondo, la novedad del macrismo es que María Luján Rey, madre de una víctima de la Tragedia de Once, tendrá un lugar destacado, por encima históricos del macrismo y el radicalismo.

La nómina la completará el funcionario del Ministerio del Interior Sebastián García de Luca y Silvina Lospennato, la diputada que militó a favor de la legalización del aborto y ganó popularidad entre los más jóvenes durante el debate. Además, el peronista Eduardo Amadeo, cuyo mandato como diputado vence el 10 de diciembre, también estará en la nómina, probablemente en el quinto lugar. Y detrás de él podrían aparecer la radical Karina Banfi, presidenta de la red de Mujeres Parlamentarias de las Américas, y Camila Crescimbeni, presidenta de la Juventud PRO y funcionaria del Ministerio de Desarrollo Social.

En la Ciudad de Buenos Aires, por su parte, quedó confirmado que Martín Lousteau encabezará la lista de senadores del oficialismo, seguido por la ministra de Desarrollo Social de la Ciudad, Guadalupe Tagliaferri.

Además, el ex vicejefe de Gabinete Mario Quintana, muy cercano a Elisa Carrió, será el suplente Lousteau. Así, la líder de la Coalición Cívica logró colocar al dirigente en un lugar de importancia, luego de también reservarse el primer espacio de la nómina de diputados nacionales para Maximiliano Ferraro.

Por estas horas, la actividad de la coalición de Gobierno es incesante, tanto en el bunker de la calle Balcarce como en la Quinta de Olivos, donde el titular del PRO Humberto Schiavoni y el secretario general del Partido bajaron línea a cada uno de los coordinadores de las provincias.

En la residencia presidencial se volvieron a sentar la mesa chica del macrismo para ultimar detalles del cierre de listas de Provincia y Ciudad.

 Por su lado, el gobernador rionegrino Alberto Weretilneck (que se postulará a senador) presenta lista corta. Tampoco llevarán candidatos presidenciales sus pares de Córdoba, Neuquén, Misiones y Chubut.

El Frente de Todos redondea su nómina de candidatos

Por el lado del Frente de Todos, una vez definida la incorporación del líder del Frente Renovador, Sergio Massa en provincia de Buenos Aires, se va completando la lista de diputados de la mano de Máximo Kirchner.

Si bien el ex diputado del Frente Renovador encabezará la lista de diputados, habrá gran participación de miembros de La Cámpora en la boleta, incluido el hijo de Cristina Kirchner, quien ocupará el tercer en la nómina.

De todos modos, desde la agrupación ultrakirchnerista se lamentan porque con la incorporación del massismo sólo podrían renovar cuatro o cinco de las ocho bancas que pone en juego. Mientras tanto, Massa pretende a mantener las cinco que tiene.

Sin embargo, la unidad del peronismo demostró que no hay lugar para todos y eso dejó algunos «heridos». Los intendentes quedaron con gusto a poco, mientras que la cuota sindical debería dirimir si hay espacio para el representante de Hugo Moyano y otro de la UOM.

A su vez, los gobernadores peronistas pretenden que Alberto Fernández sea el garante de los diputados que negociaron en sus listas.

En la Ciudad de Buenos Aires, la periodista Gisela Marziotta suena como compañera de fórmula de Matías Lammens para la Jefatura de Gobierno. Y hubo ruido por el orden de los candidatos a legisladores, todos con peso propio.

El presidente del PJ a nivel nacional, José Luis Gioja, anticipó que, en el cierre de listas, «no va a haber sorpresas», aunque admitió que «obviamente alguno va a quedar más contento que otro, y es un momento difícil por las aspiraciones que hay en juego».

Además, Gioja confirmó que «va a haber lugar para los sindicatos» dentro de la oferta electoral.

En Santiago del Estero, la ex gobernadora y actual diputada nacional Claudia Ledesma de Zamora, encabezará la lista de candidatos a senador nacional por el Frente Cívico por Santiago (FCS), en las elecciones generales de octubre próximo.

En la coalición política que lidera su esposo, el gobernador de Santiago del Estero, Gerardo Zamora, también se postulará en segundo lugar el vicegobernador José Emilio Neder, presidente del PJ provincial.

El 9 de diciembre próximo vencerán los mandatos de los senadores Ada Iturrez de Cappellini, Blanca Porcel de Riccobelli (Frente Cívico por Santiago) y Gerardo Montenegro (Frente Popular), todos alineados en el FCS, que conduce el radical Zamora.

En la misma fecha también caducarán los mandatos de las diputadas nacionales Mirta Pastoriza, Estela Neder y Graciela Navarro (Frente Cívico por Santiago), y de Mariana Morales (Frente Renovador).

A nivel nacional, el FCS, que logró triunfar en las las distintas contiendas electorales de los últimos 14 años, adhiere a la fórmula Alberto Fernández-Cristina Kirchner.

Consenso Federal todavía tiene dudas

Después de definir la fórmula presidencial con Roberto Lavagna y Juan Manuel Urtubey, en Consenso Federal comenzaron a aparecer dudas sobre cómo conformar el resto de las listas. En ese marco, siguen las negociaciones para saber si Eduardo «Bali» Bucca será el candidato a gobernador y si Graciela Camaño y Margarita Stolbizer serán candidatas a diputadas y en qué orden.

En medio de esa tensión, el polo progresista del GEN y el socialismo amenazaba con plantear internas para los lugares donde no reciben la compensación que esperaban ante el aluvión de candidatos peronistas.

En la Ciudad de Buenos Aires, donde su candidato a jefe de Gobierno será Matías Tombolini, perdieron a sus aliados de la democracia cristiana, que pretendían competir en las PASO con una lista antiabortista.

Además, hay conflicto porque el núcleo duro de Marco Lavagna no quiere ceder los lugares y Barrionuevo quiere acordar las listas. «Si no aceptan podrían pedir una PASO», dijo un colaborador de Lavagna.

Marco Lavagna quiere controlar ese armado político y  Carlos Hourbeigt sería su candidato a senador por la Ciudad. En cambio, Barrionuevo respalda al periodista Carlos Campolongo para un lugar expectable en la lista, como diputado nacional, senador o legislador porteño. (PABLO GUERRERO PARA VDX)

 

 

 

FUENTE: INFOBAE

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register