CASTILLOS DE ESCOCIA: UN RECORRIDO POR SUS FORTALEZAS (FOTOS)

CASTILLO
El castillo de Dunnottar, hoy en ruinas, uno de los rincones más impactantes de Escocia (Martina Putruele)
El castillo de Dunnottar, hoy en ruinas, uno de los rincones más impactantes de Escocia (Martina Putruele)

Los versos de Robert Burns, el whisky puro de malta y los tartanes de los clanes. El agua de mar rompiendo contra las rocas, páramos silenciosos, flores salvajes y un verde inolvidable. Escocia es una tierra rica en cultura, historia y naturaleza. Pequeña en el mapa pero gigante en tesoros, por allí marcharon los pictos, los romanos y los escotos, y cada rincón de su extensión se encuentra embebido en su pasado, desde el páramo donde se desarrolló la sangrienta batalla de Culloden hasta una cueva donde se escondió el mismísimo Carlos Eduardo Estuardo (Bonnie Prince Charlie).

La Cruz de San Andrés blanca sobre un fondo azul ondea más orgullosa que la bandera del Reino Unido, y el unicornio -el animal nacional (y mitológico) de Escocia, eterno enemigo del león, el de Inglaterra- adorna monumentos, tapices y grabados.

Los castillos son ineludibles en Escocia. Hay cientos esparcidos por todo el territorio, desde su capital, Edimburgo, hasta las Tierras Altas. En ellos se desarrollaron momentos claves de su historia. Monarcas, jefes de los clanes más poderosos y miembros de la corte reinaron, complotaron, planearon y asesinaron tras sus muros. Son testigos de su turbulento pasado. Hermosos y silenciosos, algunos en ruinas, son una parte esencial de un viaje por Escocia.

Castillo de Edimburgo, Edimburgo

El castillo de Edimburgo es la atracción paga más visitada de Escocia (Shutterstcok)

El castillo de Edimburgo es la atracción paga más visitada de Escocia (Shutterstcok)

El castillo de Edimburgo es uno de los sitios fortificados más antiguos de Europa, y la atracción paga más visitada en toda Escocia. Funcionó como residencia real -los primeros en hacerlo su hogar fueron el rey Malcolm Canmore y la reina Margarita Tudor en el siglo XI-, guarnición militar, fortaleza y prisión. Se encuentra en la cima de una roca de origen volcánico al final de Castle Hill, una de las calles que conforma la Royal Mile, que une el castillo con el palacio Holyroodhouse.

Sus orígenes se remontan a la prehistoria. Su ubicación estratégica es clara, y, debido a su potencial militar, ya en la Edad de Hierro se construyó un fuerte en la roca. Durante las Guerras de Independencia, cambió de manos varias veces, pero, en 1314, los escoceses lo recuperaron del poderío de los ingleses gracias a una emboscada nocturna liderada por Thomas Randolph, sobrino de Roberto I (Robert the Bruce), rey de Escocia desde 1306 hasta 1329. Desde 1745, ya no se realizan acciones militares, y desde ese año hasta la década del 20 sirvió como la base principal del ejército británico en Escocia.

El Great Hall del castillo, adornado con armas y armaduras que evidencian su pasado militar (Shutterstcok)

El Great Hall del castillo, adornado con armas y armaduras que evidencian su pasado militar (Shutterstcok)

La entrada al castillo está flanqueada por dos estatuas: una de Robert the Bruce y otra de William Wallace, que quizás hoy muchos recuerden gracias a Corazón Valiente, el filme de 1995 protagonizado por un Mel Gibson en kilt y con la cara pintada de azul, un error histórico importante, por cierto, entre tantos otros que plagan el largometraje dirigido también por el  australiano. Una calle adoquinada lleva al interior de la fortaleza.

Lo más importante para ver dentro del castillo incluye: los Honores de Escocia, las joyas de la Corona escocesa que incluyen la Corona, la Espada del Estado y el Cetro, que se conservan en perfecto estado y se consideran como uno de los conjuntos de atributos reales más antiguos de la cristiandad; la “Piedra del Destino”, sobre la que se coronaba a los reyes escoceses y que había sido robada por el rey Eduardo I de Inglaterra en 1296 y que permaneció en Londres durante 700 años hasta que, en 1996, regresó a Escocia; el Memorial Nacional de la Guerra de Escocia; Mons Meg, un enorme cañón de sitio del siglo XV; el cañón de la una en punto, que dispara cada día a la una, como indica su nombre; y la capilla de Santa Margarita, construida en memoria de la madre de David I y que es el edificio más antiguo de la fortaleza y de la ciudad.

Abre a diario desde las 9.30 am, pero la hora de cierre varía dependiendo de la temporada. Los adultos pagan £19.50; mayores de 60 y desempleados, £16.00; y los niños de 5 a 15 años, £11.50. Si se adquieren vía web, los precios son un poco más accesibles.

Palacio de Holyroodhouse, Edimburgo

Holyroodhouse puede visitarse por el público todo el año, menos cuando se encuentra habitado por la reina Isabel II o por algún otro miembro de la familia real (Shutterstcok)

Holyroodhouse puede visitarse por el público todo el año, menos cuando se encuentra habitado por la reina Isabel II o por algún otro miembro de la familia real (Shutterstcok)

El Palacio de Holyroodhouse es la residencia oficial de la reina Isabel II en Edimburgo, quien suele ir durante una semana en verano. Cuando no se encuentra habitado por la monarca o algún otro miembro de la familia real, está abierto al público. Se ubica al final de la Royal Mile que lo une con el castillo de Edimburgo. Lo que primero se fundó fue la Abadía en 1128, por órdenes de David I. Hoy, aledaña al palacio, está en ruinas -su techo se cayó en el siglo XVIII-, pero durante su época de esplendor fue sede de varias coronaciones y matrimonios reales.

Durante 35 años desde 1195, se agregaron varios edificios monásticos, como claustros, un refectorio, una residencia y casas para huéspedes. Luego se construyeron habitaciones reales para uso de los soberanos. Jacobo IV fue el que decidió convertirlas en un palacio cuando se casó con Margarita Tudor, hermana de Enrique VIII de Inglaterra, en 1503. Casi ninguno de los edificios originales del palacio siguen en pie en la actualidad. En 1528 se construyó una torre rectangular más segura, y que hoy los visitantes conocen como las habitaciones de María I de Escocia, donde la reina residió entre 1561 y 1567.

La Abadía del Palacio de Holyroodhouse se encuentra en ruinas (Shutterstcok)

La Abadía del Palacio de Holyroodhouse se encuentra en ruinas (Shutterstcok)

Durante el reinado de Jacobo VI desde 1567, se realizaron restauraciones y se agrandaron los jardines, y continuaron cuando volvió a Edimburgo en 1617 luego de ser coronado como Jacobo I de Inglaterra en 1603. Hubo más cambios y mejoras en preparación para la coronación de su hijo, Carlos I, que se llevó a cabo en la Abadía. En 1650, hubo un incendio en el ala este del palacio durante una visita de Oliver Cromwell y sus soldados, por lo que parte del edificio fue abandonado, excepto por un sector que continuó siendo usado como cuartel.

Cuando fue restaurada la monarquía y Carlos II fue restituido al trono en 1660, Holyroodhouse volvió a ser un palacio real, y las renovaciones comenzaron de nuevo en 1671, en armonía con un diseño que glorificaba a Escocia y hacía énfasis en el rol real y gubernamental de Edimburgo.

Este palacio se ubica al final de la Royal Mile, que lo conecta con el castillo de Edimburgo (Shutterstcok)

Este palacio se ubica al final de la Royal Mile, que lo conecta con el castillo de Edimburgo (Shutterstcok)

Hay un audio tour con el que cada visitante recorre habitación por habitación hasta llegar a la Gran Galería, que contiene 89 impresionantes retratos de monarcas escoceses. Quizás lo más interesante del recorrido por el palacio es la habitación de María I, en la parte más antigua del edificio. Aquí fue donde su segundo marido, Lord Darnley, la retuvo forzosamente mientras sus secuaces asesinaban a su secretario y amigo David Rizzo. Allí hay un pasadizo secreto que conecta con la habitación de su marido. El tour termina en las ruinas de la Abadía, desde donde los visitantes pueden caminar por los jardines.

Holyroodhouse abre todos los días de 9.30 am a 4.30 pm desde el 1 de noviembre hasta el 31 de marzo, y entre el 1 de abril y el 31 de octubre el horario de cierre se extiende hasta las 6 pm. Como el palacio funciona como residencia real, hay días que cierra de manera inesperada. El ticket para adultos está £15.00; para estudiantes y mayores de 60, £13.50; personas con discapacidades y menores de 17 pagan £8.70, y los menores de 5 años ingresan de manera gratuita.

Castillo de Stirling, Stirling

El castillo de Stirling fue declarado Monumento Nacional de Escocia (Shutterstcok)

El castillo de Stirling fue declarado Monumento Nacional de Escocia (Shutterstcok)

Existen varios paralelos entre el castillo de Stirling y el castillo de Edimburgo. El primero es simple de notar: fue construido en la cima del castle hill, un pico de origen volcánico. El segundo es más estratégico, y persigue una máxima fundamental que guió la historia del país durante siglos: quien controle Stirling controla a toda Escocia. Por eso, como en el caso del de Edimburgo, siempre existió algún tipo de fortaleza, por más rudimentaria que sea, desde tiempos prehistóricos.

Quizás algunos encuentren al castillo de Stirling más impactante, por su locación, significancia histórica, arquitectura y vistas panorámicas espectaculares. Los edificios principales de este Monumento Nacional fueron construidos en el siglo XV y XVI -aunque hay estructuras anteriores-, y sus defensas exteriores son más modernas, de principios del siglo XVIII.

Los tapices de colores abundan en las habitaciones del Palacio Real (Shutterstcok)

Los tapices de colores abundan en las habitaciones del Palacio Real (Shutterstcok)

La joya del recorrido turístico por el castillo es el Palacio Real, que se restauró en el año 2011 para que se vea igual de nuevo que cuando fue construido originalmente bajo las órdenes de Jacobo V, a mediados del siglo XVI, que quería impresionar a su nueva esposa y a otros monarcas europeos. Los colores explotan en la suite de seis habitaciones del rey y la reina, en especial en los detalles de los techos y en los tapices modernos realizados por artesanos expertos, que basaron sus obras en los originales del siglo XVI que hoy pueden observarse en el Metropolitan Museum de Nueva York. En ellos se ve la caza de un unicornio, y hay una sala entera dedicada a explicar cómo se realizaron las escenas de estos tapices y su significado.

Otra estrella de la exhibición se encuentra en la galería de las Stirling Heads, los medallones gigantes realizados en roble y que decoraban la cámara de audiencias del rey. Muestran a monarcas, personajes bíblicos y figuras clásicas.

Un cañón apunta al horizonte (Shutterstcok)

Un cañón apunta al horizonte (Shutterstcok)

Algunos sectores están dedicados a entender cómo era el día a día en el castillo, la vida en las cocinas y la historia militar. Además, turistas hacen fila en la Sala de Tronos para obtener sus propias fotos como reyes y reinas.

El castillo abre todos los días a partir de las 9.30 am, y cierra a las 6 pm. Del 1 de abril al 30 de septiembre cierra a las 6 pm, mientras que del 1 de octubre al 31 de marzo, hasta las 5 pm. Los tickets de adultos están £16.00; niños de 5 a 15 años, £9.60; y mayores de 60 y desempleados, £12.80. Si se adquieren online, los tickets están más baratos.

Castillo de Dunnottar, Stonehaven

El castillo de Dunnottar fue la inspiración de la fortaleza que aparece en la película de Disney-Pixar, “Valiente” (Shutterstcok)

El castillo de Dunnottar fue la inspiración de la fortaleza que aparece en la película de Disney-Pixar, “Valiente” (Shutterstcok)

El ruido de unas pequeñas cascadas y el de las olas que golpean contra un rocoso acantilado y después, el silencio. Un escarpado sendero que baja y que luego sube de nuevo hacia las ruinas de una fortaleza romántica y medieval de una belleza indescriptible y de aires fantasmagóricos. Su imagen en el horizonte remonta a tiempos pasados, a películas de época y a un escenario que parece existir tan sólo en la imaginación. Pero no: allí, en el castillo de Dunnottar, está la prueba, la de una fortaleza inexpugnable que contiene secretos del pasado escocés.

Estas espectaculares ruinas se erigen sobre un precipicio rocoso a 50 metros por encima del mar del Norte. Su imagen es dramática, y sirvió como escenario para otra película con Mel Gibson como protagonista: Hamlet, de 1990. Los creadores del filme de Disney-Pixar Valiente, del 2012, también se inspiraron en este lugar para el castillo de la princesa Mérida.

Vista aérea de las ruinas (Shutterstcok)

Vista aérea de las ruinas (Shutterstcok)

La fortaleza original se construyó en el siglo IX, aunque los edificios en ruinas que se pueden ver hoy datan de los siglos XIV y XV. Dunnottar, gracias a su posición estratégica para controlar el transporte marítimo, fue un sitio clave durante la Edad Media. William Wallace capturó este castillo en 1297 junto con una fuerza escocesa. Una guarnición de soldados ingleses se refugió dentro de la iglesia, pero eso no impidió que Wallace la incendiara con ellos dentro y destruyera el castillo.

Pero a partir del siglo XIV fue el hogar de los Keith, una de las familias más poderosas de Escocia. Fue Sir William Keith quien construyó la Torre, uno de los edificios que aún permanece en pie, y desde donde se consiguen algunas de las postales más arrebatadoras. En 1562, la mismísima María I visitó el castillo, y regresó dos años más tarde con su pequeño hijo, el futuro Jacobo VI, quien volvió varias veces al castillo para cazar y disfrutar la hospitalidad de la familia Keith.

Desde el 1 de abril hasta el 30 de septiembre, el castillo abre de 9 am a 5.30 pm todos los días. En los meses de invierno, el horario de apertura es a las 10 am,y el horario de cierre varía, por lo que es recomendable fijarse en el sitio web. Además, como se encuentra en ruinas y a la intemperie, puede cerrar por malas condiciones meteorológicas debido a cuestiones de seguridad. El ticket para adultos es de £7, y para niños, £3.

Castillo de Cawdor, Cawdor

Los jardines del castillo de Cawdor son uno de sus puntos más atractivos (Shutterstcok)

Los jardines del castillo de Cawdor son uno de sus puntos más atractivos (Shutterstcok)

El castillo de Cawdor es un lugar extraordinario. Las primera construcción apareció a fines del siglo XIV, y funcionaba como una fortaleza privada de los thanes (título nobiliario de la guardia personal de un lord) de Cawdor. Se trataba de una torre medieval erigida alrededor de un árbol, que en ese momento estaba vivo. Los restos aún se pueden observar hoy en día en el sector más antiguo y más profundo del castillo.

Hoy, esta residencia fortificada ubicada en Cawdor, Nairnshire, continúa siendo el hogar de la familia Cawdor, aunque es propiedad de los Campbell, y un recorrido por el interior evidencia un gusto fino pero con toques hogareños. Retratos, objetos coleccionados a través de más de 600 años, mobiliario antiguo, alfombras y tapices adornan sus cálidas habitaciones.

Una escultura del Minotauro en el centro de su laberinto (Shutterstcok)

Una escultura del Minotauro en el centro de su laberinto (Shutterstcok)

Existe una conexión literaria con William Shakespeare, la razón por la que este castillo está entre los más famosos de Escocia, y es que en su tragedia Macbeth, el personaje principal es nombrado thane de Cawdor. La historia, por supuesto, es totalmente ficticia, y el castillo -nunca mencionado en Macbeth– fue construido muchos años después de los sucesos de la obra.

Uno de los puntos más destacados del lugar tiene que ver con su espacio al aire libre. Hay tres jardines -el jardín amurallado y el salvaje, añadidos en la década del 60; y el jardín de flores, del siglo XVIII-, además de un bosque extenso ideal para largas caminatas entre árboles, flores y hasta un pequeño arroyo. Sus terrenos están incluidos en el Inventario de Jardines y Paisajes Diseñados de Escocia. También hay un laberinto, custodiado por una escultura de un minotauro, al que no se puede ingresar, pero que sí puede recorrerse por afuera.

El castillo abre todos los días desde el 13 de abril hasta el 6 de octubre en el 2019, de 10 am a 5.30 pm. El resto del año permanece cerrado, salvo para tours privados con cita previa. El precio del ticket para adultos es de £12.50; para mayores de 60 años y estudiantes (con credencial), £11.50, y para niños de 5 a 15 años el ticket está £7.50.

Castillo de Eilean Donan, Dornie

El impactante Eilean Donan, en Dornie (Shutterstcok)

El impactante Eilean Donan, en Dornie (Shutterstcok)

Una de las imágenes más reconocibles de Escocia es la de Eilean Donan frente al horizonte. Situado en una isla del mismo nombre, en un punto donde se encuentran tres lagos -o lochs, como les dicen allí- este castillo es uno de los más visitados de las Tierras Altas escocesas.

Este lugar, ubicado en Dornie, fue habitado por primera vez en el siglo VI, pero el primer castillo fortificado se construyó a mediados del siglo XIII. Desde entonces, al menos cuatro versiones diferentes del castillo se construyeron y reconstruyeron a medida que la historia feudal de Escocia se desarrollaba a través de los siglos. Fue parcialmente destruido durante el levantamiento jacobita de 1719, y Eilean Donan permaneció en ruinas por casi 200 años hasta que el teniente coronel John MacRae-Gilstrap adquirió la isla en 1911 y se dedicó a restaurar el castillo. Después de años de intenso trabajo, reabrió en 1932.

Este castillo funcionó como locación para filmar “007, el mundo no basta”, con Pierce Brosnan (Martina Putruele)

Este castillo funcionó como locación para filmar “007, el mundo no basta”, con Pierce Brosnan (Martina Putruele)

En la actualidad, los visitantes deben recorrer un puente de piedra para luego adentrarse al castillo. Al ingresar se puede disfrutar de una exhibición introductoria con una línea de tiempo y los hechos históricos más relevantes que transcurrieron allí. También se pueden encontrar artefactos como una espada utilizada en la batalla de Culloden en 1746.

Eilean Donan fue la locación elegida para Highlander (1986) con Christopher Lambert y Sean Connery, aunque quizás es más conocido por aparecer en el filme de la saga Bond 007, el mundo no basta (1999), con Pierce Brosnan, en el que se usó como la base del MI6 en Escocia.

Eilean Donan abre de 10 am a 4 pm del 1 de febrero al 23 de marzo; de 10 am a 6 pm del 24 de marzo hasta el 26 de octubre -aunque en julio y agosto abre a las 9 am y a las 9.30 am en junio y septiembre-; y de 10 am a 4 pm del 27 de octubre al 30 de diciembre. Los adultos pagan £10.00, los mayores de 60 años £9.00, y los niños de 5 a 15, £6.00.

Castillo de Dunvegan, Dunvegan

El castillo de Dunvegan es el edificio histórico más famoso de la Isla de Skye (Shutterstcok)

El castillo de Dunvegan es el edificio histórico más famoso de la Isla de Skye (Shutterstcok)

Este castillo es el edificio histórico más famoso de la hermosa Isla de Skye, y una de sus más populares atracciones turísticas. Es dominio del jefe del clan MacLeod y las partes más antiguas de la fortaleza que se pueden ver hoy -como la torre y el calabozo- son del siglo XIV. Por aquí pasaron figuras como Sir Walter Scott, Samuel Johnson y Flora MacDonald.

Sir Reginald MacLeod (el jefe número 27 del clan) fue el primero en abrir el castillo al público en 1933, con fines benéficos, dos veces a la semana. En la actualidad, cientos de miles de visitantes arriban cada año para conocerlo por dentro y descubrir algunos de sus artefactos más célebres, como la Fairy Flag, una frágil bandera de seda que fue confeccionada en algún momento entre el siglo IV y el VII, un chaleco y un mechón de pelo de Carlos Eduardo Estuardo, y el cuerno ceremonial para beber de Sir Rory Mor.

La naturaleza es protagonista (Shutterstcok)

La naturaleza es protagonista (Shutterstcok)

La calidad paisajística del castillo encuentra su rival solamente en sus magníficos alrededores. Se levanta desde la roca, sus almenas erguidas orgullosas contrastan con el cielo, las montañas y, debajo, el mar. Los jardines y bosques con sus puentes ornamentados y una infinita variedad de plantas de todo tipo lo convierten en un auténtico paraíso terrenal.

El castillo de Dunvegan y sus jardines se pueden visitar todos los días desde el 1 de abril hasta el 15 de octubre de 10 am hasta las 5 pm. El resto del año, permanece cerrado al público. Los adultos pagan £14; los niños de 5 a 15 años, £9; y los mayores de 60 y estudiantes, £11

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register