PRESIÓN INTERNA PARA QUE SCHIARETTI APOYE LA FORMULA F-F

 

Cada día son más los dirigentes de Hacemos por Córdoba, el espacio que es oficialismo en la provincia desde 1999, para que el gobernador reelecto Juan Schiaretti deje a un lado su neutralidad en la disputa presidencial y se pronuncie en favor de la fórmula del Frente de Todos. Al núcleo original más convencido conformado por el senador Carlos Caserio y el intendente de Villa María, Martín Gill, se le sumó la casi totalidad de intendentes peronistas y funcionarios de su gobierno. La decisión de ir con “boleta corta” dejó una pobre performance para Hacemos por Córdoba, el nuevo sello del frente. El llamado de Alberto Fernández en las últimas horas, a su vez, genera nuevas condiciones para su pronunciamiento.

 

La liga de intendentes justicialistas de la provincia se reunió ayer e hizo formal su pedido para acoplar sus campañas locales a la candidatura presidencial de Alberto Fernández. Y, sobre todo, para que el oficialismo provincial “juegue fuerte” en las generales. El ministro de gobierno de la provincia, Juan Carlos Massei, fue el receptor de la solicitud que suscribieron, además de Gill, los jefes comunales de Alta Gracia, Facundo Torres; de Río Cuarto, Juan Llamosas; de San Francisco, Ignacio García Aresca; de Cruz del Eje, Claudio Farías; y de Oncativo, Federico Alesandri.

 “Hablé con el Gringo Schiaretti. Tuve una larga charla con él”, sostuvo ayer Fernández y ofreció señales sobre el mayor acercamiento entre las partes, algo que desde el espacio del gobernador reciben con los brazos abiertos. Córdoba es uno de los dos distritos donde Juntos por el Cambio ganó en las PASO. Se impuso por 48,18% a 30,39%. Y en el Frente de Todos consideran que pueden acortar la distancia y hasta dar vuelta el resultado. Según trascendió, Alberto elogió la gestión de Schiaretti, quedaron en encontrarse en una próxima visita del candidato a la provincia y trazaron perspectivas para la provincia y el país.

 

La lista que encabeza Carlos Gutiérrez es la principal preocupación del gobernador. Luego de ganar holgadamente la provincia en el turno ejecutivo, el oficialismo sólo obtuvo el 16,7% de los votos. De las nueve bancas que pone en juego la provincia, dos pertenecen al espacio, algo que no lograría de acentuarse la polarización o de crecer más las listas del Frente de Todos. Cómo mostrar señales sin perjudicar las chances de los candidatos propios es el desafío de la Casa de Gobierno cordobesa, más dispuesta que antes de las PASO a mostrar su apoyo.

“Yo siempre digo que soy muy porteño, pero a los porteños les salí demasiado federal. Cuando me preguntan yo les digo que la Argentina dice ser un país federal, pero no lo es: es un país profundamente unitario que condena a las provincias, y eso nos ha hecho muy mal y todo el país lo padece”, sostuvo ayer candidato del Frente de Todos, en la misma senda de sus últimas declaraciones y en el registro discursivo que el “cordobesismo” espera. “Tenemos que sumar a todos. No me importa cómo votaron, me importa que entendamos que tenemos un compromiso con el país y con cambiar el funcionamiento y la estructura de país, y hacer un país federal, de una vez y para siempre”, señaló Fernández en la misma clave. (PABLO GUERRERO PARA VDX)

 

 

 

FUENTE: EL ECONOMISTA

0 Comments

Leave a Comment

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register