NOTICIAS QUE EMBAUCAN

columna-sappia-obregon-vdx-ed

 

Algunos medios informativos son coincidentes en dar noticias compatibles con la idea de confundir para favorecer al desgobierno de este Gobierno.

Mientras el FMI intenta hacer creer que entabla diálogos con todos los sectores políticos argentinos, al mismo tiempo coincide con versiones que aparentan compadecerse con verdades supuestas, referidas a un supuesto buen camino recorrido por Macri.

Hoy titulan: “Macri buscará postergar vencimientos de deuda y renegociar con el FMI”.

“De esa manera, el Gobierno y el BCRA podrán usar reservas para frenar el dólar”. Traducido significa: sigamos pidiendo prestado para continuar con la especulación.

Es decir que después de casi cuatro años en que han destruido la pequeña y mediana industria, que redujeron miserablemente el valor real de los sueldos más bajos, que aumentaron considerablemente los índices inflacionarios, que recontravalorizaron el Dólar en beneficio de los que pueden comprarlo, reconocen públicamente cual es el uso que le han dado a los préstamos usurarios del FMI.

Es de suponer que si el Presidente, como dijo,  tenía el mejor equipo de todos los tiempos para gobernar, uno de los primeros aspectos que debió manejar es el de aumentar el Producto Interno Bruto, o para entenderlo mejor, digamos: para producir más y mejor y con ello aumentar la riqueza de un país. Esto como un aspecto básico. 

Pero ha quedado claro que todo lo dicho,  que está a la vista, se refleja mejor en los bolsillos vacíos de los habitantes.

Es evidente que el plan del gobierno consistió, desde el comienzo, en transformar a la Argentina en agroganadera exportadora, y como los índices mostraron un verdadero desastre que toca a los que no manejan la especulación ni el dinero mal habido, han desnudado que desde un comienzo la idea principal consistió en forjar una organización dirigida a favorecer a los que  más tienen, fijando pautas para que éstos obtengan grandes ganancias sin transpirar, desde el manejo especulativo y usurario de sus dineros, despreciando la inversión productiva.

Muchos hablan de los vagos que no quieren trabajar y es para tapar o esconder a  los que tienen como método, de lo que llaman trabajo, todo lo que produzca un lucro indebido desde los escritorios, que  funcionan en zonas liberadas por el mismo sistema corrupto. 

Aunque sea una verdad de Perogrullo, hay que insistir en que el nivel de desconocimiento de los auto titulados, cincuenta intelectuales gubernamentales, coincide no sólo en la ignorancia para gobernar sino también en la ignorancia para engañar o intentar seguir engañando, porque todavía no se dieron cuenta que ya no joden a nadie.

JORGE SAPPIA OBREGON

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register