PUJA POR EL PODER… NADA MÁS

 

El Slogan de la campaña macrista: “Sí se puede”, es una demostración acabada y definida de la entrega del país a los intereses de los que mismos que gobiernan y a sus socios de adentro y de afuera.

Avergüenza escuchar el mensaje de Macri para captar votos con mensajes elementales, primarios, sin sentido, con influencia ecuatoriana, mientras la Argentina se debate, sin timón, en una crisis que no se sabe hasta dónde llegará. En este momento Macri no está gobernando; está gastando el dinero de los argentinos y de la usura internacional para su campaña, viaja en el avión presidencial por todo el país, vende dólar y nada creible dice en relación a lo que va a hacer.

Veamos cual es el mensaje que deja, aunque sea insoportable escucharlo:   en su raid por toda la República, pide un poco más de tiempo para resolver los problemas que el país arrastra desde hace décadas”. Dice que  “él es parte de la solución no del problema”. Son todas declamaciones sin contenido, buscando que la gente crea en él sin tener en cuenta lo que hace, lo que no hace ni lo que hará,  en una actitud claramente distractiva. También dice Macri en su campaña: “Lo que viene es distinto. Ahora viene el crecimiento y el alivio para el bolsillo a fin de mes. Se acabó el ajuste”. Y mientras tanto, delictivamente, maneja los fondos de los jubilados, ANSES, para fines especulativos. 

Picheto, fiel a Macri, lo complementa y también miente frente a una realidad que lo desmiente. Dice que si se analiza el hambre desde el punto de vista africano, casi famélico, Argentina no es un país de esas características. Que el plan de Fernández es una “apología del hambre”. En primer lugar digamos  que no sabe lo que es una apología, porque en el caso, sí sería si dijera que “Lo mejor en la vida es el hambre”. Y por otro lado el hambre hoy está a la vista. El hambre aparece cuando los comedores públicos cada vez tienen más gente adentro, producto de que se sale de la casa en donde no se tiene qué comer. Es el hambre que algunos no superan por sí mismos.

Pichetto justifica el ajuste que empobrece más a los pobres, y reconoce que como ese ajuste provoca que los sueldos no alcancen para comer, entonces el Estado establece un apoyo dirigido a organizaciones sociales. Es decir que avala el ajuste empobrecedor y muestra un Estado que ahora, tapa agujeros. Por un lado te saca, y por otro trata de compensar el daño que produce.  

El inefable Ministro de Justicia Garavano, que no pertenece al Poder Judicial; ahora que la Corte Suprema revocó decretos del Poder Ejecutivo no dándole la razón con la quita del IVA  a algunos productos y reduciendo el impuesto a las ganancias, entre otras resoluciones ilegítimas de Macri, la consideró opositora, y esta Corte, que se mueve de acuerdo a los resultados electorales, solo tuvo una respuesta vacía de contenido: Dijo que este año resolverían 25000 causas. Habría que agregar: casi todas a  favor de Macri. 

Queda a la vista que el mensaje proselitista de Macri “es un ruego, desde la fe, para que todos oren por él… perdón: “Para que todos lo voten, sin saber porque”.  JORGE SAPPIA OBREGON

0 Comments

Leave a Comment

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register