¿MIEDO JUDICIAL?


El título merece una explicación adecuada.
Estamos adjetivando sobre un Poder de la República. Pero cómo adjudicar un calificativo de esta naturaleza a un Poder del Estado?
Es una expresión irónica, porque el miedo es exclusivo de los seres vivos, no de las personas jurídicas.


En ciertos casos, el adjetivo encaja justo según determinadas circunstancias.
Hay coincidencia con Jueces que actúan con dureza, pro Poder Gobernante, como Bonadío, y cuando el Poder se va, tipo rata, escapan jubilados o por ser reos viejos condenados domiciliarios. Es decir estar preso en casa por la edad.
Frente a estos, hoy emergen, tardíamente, algunos timoratos que resuelven causas a favor de los imputados que el PRO maltrató judicialmente por razones exclusivamente políticas.
Veamos esta realidad con dos ejemplos, demostrativos de cómo procede la Justicia según los intereses o el color del Poder. PRIMERO: Cuando muere Franco Macri, su hijo Mauricio dijo que era un corrupto. La muerte del padre le cedió al Presidente de los argentinos una fortuna que se encuentra, en parte, en los paraísos fiscales, y que estando a lo que dijo el hijo Mauricio, tiene origen delictivo. No se escuchó alguna voz oficial que indicara a la Justicia que el presidente acababa de engrosar su patrimonio con dinero de la corrupción paterna escondida en bancos extranjeros. Tampoco escuchamos qué está ocurriendo con la declaratoria de herederos a partir de la que aparecerán los bienes del extinto padre?.
Aquí la Justicia, y la AFIP por lo menos, deben actuar para saber si algún dinero es producto del saqueo.


SEGUNDO EJEMPLO: (veamos la diferencia) Se produce el descubrimiento de una carga de droga prohibida y actúa el Poder Judicial. Muchos van presos, y los bienes que aparecen en poder de los supuestos traficantes, es decomisado: dinero, automóviles, propiedades inmobiliarias, lo que puede haber sido adquirido con el producto de la venta de droga, quedando ahora en poder del Estado.
Los casos son bastante parecidos. La diferencia está en cómo actúan los jueces en uno y otro caso; porque tener droga transitando en búsqueda de mercados, es considerado como hecho de alto grado de corrupción. Pero resulta notable que esconder dinero mal habido en los “Paraísos” Fiscales, o recibirlo por cualquier circunstancia, según algunos jueces, no constituye delito penal.
“Miedo Judicial” puede ser una frase figurada que no tiene trascendencia pero insinúa el miedo del hombre dominado por el terror. Se puede aceptar el miedo humano, pero un Juez debe dominar ese miedo para que sus sentencias sólo se correspondan con la inexcusable obligación de cumplir con el mandato que impone la Ley.
Finalizo con Macri: ahora que se va, pretende abolir la prisión preventiva.JORGE SAPPIA OBREGON

0 Comments

Leave a Comment

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register