EL ODIO QUE NOS DIVIDE (segunda parte)

Te has puesto a pensar que hasta no hace mucho tiempo atrás las fuerzas de seguridad eran represoras, autoritarias y corruptas si te pedían el DNI o te paraban en la calle o ruta haciendo controles de alcoholemia o drogas o si nos hacían una multa?

Hoy son ellos que sin mucha opción les toca arriesgar sus vidas y las de sus familias por nosotros. Los que se ponen la 10 y salen a enfrentar a los irresponsables en esta guerra contra la pandemia en donde la primera línea de defensas son el sector de la salud (médicos, enfermeros, etc) y las fuerzas de seguridad.


Por eso, cuando todo esto termine deberíamos como sociedad repensar en como de devolverle el respeto a las autoridades que la integran comenzando por las bases como cuando éramos pequeños. Por ahí hoy a muchos de las nuevas generaciones (menores de 30 más o menos) les sorprenda saber que el pasado se empezaba por el hogar, respetando a los padres, a partir de ahí la otra gran autoridad eran los maestros (el apoyo de los padres al maestro era absoluto e incondicional) y con eso ya eras un ciudadano formado en el respeto cívico a las instituciones y sus autoridades. Al haber perdido el respeto a las autoridades de base, inexorablemente ya no existe más respeto al prójimo. Ya nadie tiene obligaciones, pero si todos tenemos derechos.

Nuestro lenguaje se ha transformado en ordenes, agresiones y vulgaridades como el ¨#quédateencasapelotudo¨, al contrario de usar frases como ¨ciudadanos respetemos la cuarentena para su propio bien y el de toda la sociedad¨. No entiendo hasta ahora a las personas que adjetivando con insultos esperan obtener una respuesta civilizada.

Ya no existe el respeto a ningún nivel, si sos de izquierda o derecha, peronista o cambiemos, Boca o River, ya no hay debates, solo agresiones, y hasta el punto que la intelectualidad de las personas hoy en día la define haber votado o no a el partido gobernante de turno (la diferencia entre los que saben y los que no saben votar).

Solo el odio y el insulto hoy diferencian a mi razón de la de los demás. En conclusión, si sos bueno puteando es muy probable que impongas tu idea carente de contenidos en una discusión. Y nuestros hijos y sus hijos crecen viendo esto, que el que no piensa igual es un HDP. Por lo tanto, debemos declarar oficialmente muerta a la empatía.


Como he expresado anteriormente, sin respeto propio y menos hacia los demás como podemos esperar que se respete siquiera un decreto presidencial de cuarentena? Conclusión: respeta si quieres ser respetado sabían decir los viejos de antes.


Por lo tanto, antes de dar rienda suelta a tu ira por la gente circulando en cuarentena, podes optar por relajar y marcar el 0800 122 1444 o el 911 como buen patriota, y en paralelo reflexionar acerca de que también hay otras posibilidades para aquello que te da bronca.

Existe otra cara de la moneda en donde se presentan personas que por diferentes motivos de fuerza mayor necesitan trasladarse. Se pueden considerar a los empleados del campo, de los tambos, de los supermercados, de farmacias, de locales de productos de limpieza, almacenes, etc, además de la gente que va a estos lugares a hacer compras, personal de salud que cuidan de mayores, los que tienen familiares o amigos enfermos, etc. También están en su gran mayoría los que cobran por cajero, los que no pueden hacer la compra para el mes, hay gente que ha cobrado hace poco y que vive del día a día de comprar para comer y tienen que salir a hacer las compras, porque por ahí vos pudiste llenar la heladera a tiempo, o tenés algún super cerca, pero otros no.

Y cuando los ves que están con los hijos o el marido haciendo fila, no pienses siempre para mal, pensá que esa familia por ahí no tiene con quien dejar a los hijos o necesitan del marido o esposa para cargar las bolsas de mercaderías porque no tienen auto o medios para ir cargados hasta su casa.

Entonces, en conclusión, ni broncas ni permisividad, simplemente responsabilidad ciudadana.

Como decía el gran pensador y pacifista Gandhi, ¨sé el cambio que quieres ver en el mundo. El amor es la fuerza más humilde, pero la más poderosa de la cual dispone el mundo…¨. Empieza por amarte y respetar a los que te rodean.

Constanza Manzur756 Posts

Llevando las noticias día a día a los ciudadanos de Traslasierra.

0 Comments

Leave a Comment

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register