MINISTRO DE ECONOMÍA: “NO ES MOMENTO DE UN IFE 4”

Luego de varios meses de gasto público en tónica expansiva y una emisión monetaria más que generosa, el Gobierno parece estar cambiando el enfoque. Por un lado, la vida económica se fue normalizando y la necesidad de los estímulos asociados al Covid-19 es menor y, por el otro, el financiamiento monetario del agujero fiscal estaba generando distorsiones en otras variables, como la brecha cambiaria.

Sin entrar en modo ajuste, porque cierta asistencia sigue siendo necesaria y la Casa Rosada cree en el “efecto multiplicador” del gasto, el Gobierno cuidará un poco más la caja en pesos. Intentará, cuanto menos: en momentos de crisis, la demanda de gasto público tiende al infinito. Otro factor de riesgo es un recrudecimiento de la pandemia en el próximo otoño o invierno, como ocurrió en Europa tras un verano tranquilo.

El cambio, motivado más por la necesidad que la convicción, busca reducir la asistencia monetaria del BCRA (Economía ya anunció que no pedirá Adelantos Transitorios en el último bimestre) y quitarle combustible a una brecha cambiaria que había llegado a niveles muy preocupantes en octubre, generando un círculo vicioso de caída de reservas.

Con eso en mente, ayer se reunieron varios integrantes del gabinete económico en Casa Rosada. Fue una reunión de “carácter técnico”, como dejaron trascender, en la que se trabajó sobre el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) y el programa de Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP). Precisamente, los puntales del “gasto Covid”: las dos políticas claves que diseñó el Gobierno para responder al infarto económico que generó la pandemia.Anuncio

En la reunión estuvieron presentes la viceministra Cecilia Todesca; el ministro de la Producción, Matías Kulfas y la titular de la AFIP, Mercedes Marcó del Pont. No estuvieron Santiago Cafiero ni Martín Guzmán.

Según confirmaron fuentes que participaron del encuentro, el objetivo del encuentro, y los que vendrán, es “analizar a qué se destina cada peso” por parte del Estado, un discurso muy distinto al de meses atrás.

También dejaron trascender que el costo fiscal de algunas de las medidas tomadas es importante. “Hay que tener en cuenta que el pago de una cuota de IFE es equivalente al presupuesto de Vialidad Nacional”, destacó uno de los participantes. En rigor, con una población alcanzada de 9 millones, el bono de $10.000 que entrega Anses tiene un costo de $90.000 millones por ronda.

Fuente: El Economista

Constanza Manzur916 Posts

Llevando las noticias día a día a los ciudadanos de Traslasierra.

0 Comments

Leave a Comment

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register