MARIHUANA O COVID-19

Jurídicamente son dos cuestiones que, analizadas desde  quien o quienes deben responder por los daños que producen, en forma directa o indirecta, ofrecen distinciones claras y terminantes.

Una: La marihuana al menudeo, como un hecho delictivo, hoy, requiere que haya un autor  doloso (es decir que sabe que comete un delito)   y que mediatamente ello puede ocasionar  un daño a un tercero.

Esta acción está descripta taxativamente en el Código Penal Argentino, con penas que superan la de algunos delitos, que producen daños mayores con penas menores ya la par consecuencias más graves. Además, una característica especial, que es la voluntad directa de la supuesta víctima para adquirirla y fumarla, es decir que no le llega a su cuerpo sorpresivamente, sin que él lo espere, teniéndo al alcance de las manos la posibilidad de prescindir o de salir de una supuesta adicción.

Dos: Veamos ahora qué ocurre cuando lo que ataca al ser humano es algo que nadie quiere poseer, como es contraer la enfermedad que produce el Covid 19 por el aporte del que viola el art. 205 del Código Penal que dice: “Será reprimido con prisión de seis meses a tres años, el que violare las medidas adoptadas por las autoridades competentes, para impedir la introducción o propagación de una epidemia”.

Es decir, que en el primer caso, el que provee marihuana al adquirente voluntario, tiene una pena mínima de seis años de prisión, y en el segundo, el que con dolo eventualse expone o expone a los que lo rodean al Covid 19, lo alcanza la pena apuntada (de 6 meses a 3 años de prisión)

Esto da lugar a una serie de consideraciones de política legislativa: en el caso de la marihuana, el consumo no produce el daño que sí ocasiona el Covid 19 y el que la fuma a partir de un acto voluntario, no tiene los efectosinmediatos mortales del virus.

Tres: En el caso del Covid 19, veamos además, como los efectos de las conductas legales omisivas  producen mayores daños: El virus mata sin permiso. Mata en contra de la voluntad ingresando al  cuerpo humano, crea daños colaterales en  el mundo entero y al lado está ausente la obligación de los poderes del Estado de aplicar la ley para evitar el flagelo de la epidemia.

Todo esto obliga a merituar cuáles son los valores que deben cuidar cada uno de los responsables.

Hasta dónde llega el grado de responsabilidad de los que permiten acciones que ponen en riesgo serio a la humanidad, por incumplimiento de los deberes que les impone la ley?. Haciendo una comparación terminante,nos preguntemos ¿Son menos peligrosos los  que contagian y los que omiten actuar con el poder legal contra el Covid 19, o los que venden unos porros a otro y con ello purgan un mínimo de seis años de cárcel?.

Si esto fuera como se describe, podemos llegar a la conclusión de que los encargados de la protección del hombre, a partir del respeto a la Constitución Nacional y de las leyes que en su consecuencia se dicten, cuando llega la hora de poner orden en cualquier ámbito: judicial, municipal, policial o contravencional,  hacen rondar la vista gorda en la más absoluta impunidad, con acciones omisivas que son mucho más graves que el acto comisivo de vender un cigarro verde.

Constanza Manzur1206 Posts

Llevando las noticias día a día a los ciudadanos de Traslasierra.

0 Comments

Leave a Comment

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register