LA INFLACIÓN POR ENCIMA DEL 20%

Las estimaciones privadas coinciden en que, en los primeros cinco meses del año, la inflación quedó por encima del 20%. Así, las proyecciones de 29% para todo 2021 que plantea la Ley de Presupuesto quedarán atrasadas bastante antes de lo esperado. La principal preocupación está puesta en el precio de los alimentos, que sigue evolucionando por encima del nivel general en un contexto de suba de la pobreza, pero está lejos de ser el único rubro.

De acuerdo con el Índice de Precios al Consumidor (IPC) que releva el Centro de Estudios Económicos (CEE) que lidera Orlando J. Ferreresla inflación de mayo fue de 3,3% mensual y registró un crecimiento interanual de 43,8%. Teniendo en cuenta los números relevados por el CEE en los primeros cinco meses del año, el acumulado alcanzó el 19,8%.

Por su parte, el director de LCGGuido Lorenzo, dijo que en mayo los precios subieron en torno al 3,5%. “Las dos primeras semanas fueron más tranquilas, la tercera con aceleración y ya sobre el final del mes las restricciones a la movilidad parece que tuvieron un efecto de depresión sobre los precios porque tenemos un registro bajo para la última semana”, comentó Lorenzo.

Otro ejemplo es el IPC-GBA que realiza la consultora Ecolatina sobre las variaciones de precios en el Gran Buenos Aires. Esta medición mostró una inflación de 3,4% en mayo con una desaceleración importante respecto a los meses previos.Los alimentos y bebidas marcaron 3,3%, en línea con el promedio. 

El Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec) dará a conocer en dos semanas su IPC correspondiente al quinto mes del año. Hasta abril, el acumulado del año escaló al 17,6%, con la particularidad de que sólo en febrero (3,6%) se pudo perforar el piso de 4%. 

Si el número de mayo está en línea con las estimaciones privadas, en cinco meses los precios tuvieron un alza alrededor del 20%: casi el 70% de la previsión oficial para todo 2021. Para cumplir el objetivo del 29%, las variaciones deberían ser inferiores al 1,2% hasta diciembre, algo casi imposible de concretar en este contexto. 

Alimentos, muy altos

Más allá de que varios rubros tienen variaciones muy por encima del nivel general, el que más preocupación e impacto al bolsillo de los sectores de ingresos más bajos genera es el precio de los alimentos. En base al Indec, ese segmento tuvo hasta abril un aumento promedio de 18,7%, quedando por encima del IPC general para el período (17,6%).

Sin embargo, resulta muy importante medir esa evolución en los comercios barriales, en los que programas oficiales como Precios Cuidados o Precios Máximos, no llegan. Según el relevamiento en comercios de cercanía de 20 distritos del conurbano bonaerense, que realiza mensualmente el Instituto de Investigación Social, Económica y Política Ciudadana (Isepci), en mayo los productos de la Canasta Básica de Alimentos (CBA) aumentaron 4,29% respecto a lo que valían en abril.

Debido a esto, una familia de dos adultos y dos niños necesitó para cubrir esos gastos esenciales de alimentación $26.684,44. Esto representa $1.100 más de los $25.586 que precisaban 30 días antes.

Nuevamente, el rubro carnes volvió a encabezar los aumentos con un 8,22%. En tanto, los productos de almacén subieron 3,6% mientras que las frutas y verduras tuvieron un descenso de 1,84%. “En mayo esta familia de cuatro personas necesitó casi $10.000 (diez mil pesos) sólo para cubrir sus compras de carne”, destacaron desde Isepci en su informe.

Al relevar mes a mes, en lo que va del año los alimentos no dejaron de aumentar siempre por encima del 3% cada mes. “Cinco meses de incrementos permanentes en los productos de la Canasta Básica golpean el presupuesto de toda la población, y especialmente sobre los sectores más vulnerables de nuestra sociedad”, aseguró el estudio.

En los primeros cinco meses de 2021 las verduras subieron 6,21%. Mientras que los alimentos que se adquieren en almacén aumentaron 19,02% “y para comprar carne hubo que desembolsar en promedio un 36,05% más que a fin del año pasado”, advirtieron los especialistas.

Ingresos, por escalera

Desde Isepci alertaron por el deterioro en los ingresos frente al avance de los productos de primera necesidad. “Hasta mayo, el incremento de la CBA fue del 22,26%, mientras que el salario mínimo y la jubilación mínima tuvieron aumentos muy por debajo de esos porcentajes”, precisaron. 

Así en diciembre del año pasado la jubilación mínima estaba en $19.035, y en mayo llegó a $22.071, o sea 16% más. Por su lado, en el último mes de 2020 el salario mínimo ascendía a $20.587 y en el quinto mes de 2021 fue de  $24.485, es decir, que tuvo un incremento de 19%.

“Las políticas que el gobierno ha instrumentado hasta ahora no han dado resultados”, reclamaron desde Isepci. “Seguimos reclamando el congelamiento inmediato de los precios de los 57 productos de la Canasta Básica de Alimentos como primera medida que permita detener la continuidad de la sangría permanente de los recursos de las familias de los sectores populares”, solicitaron.


Fuente: El Economista

Constanza Manzur1572 Posts

Llevando las noticias día a día a los ciudadanos de Traslasierra.

0 Comments

Leave a Comment

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register